17 abril 2024
CRÓNICAS

Amigos y enemigos, reales o por intereses

Que hay de los afecto recíproco en la amistad, de la lealtad, sinceridad, compromiso y la disposición incondicional.

Los ejemplos más claros de amigos y enemigos lo encontramos en nuestros círculos en la infancia, luego en los estudio y mas tarde en otras actividades de la vida como el trabajo.

Otra forma de entender las amistades y enemistades son el comportamiento entre las empresas y los países. Esa parte es muy interesante y la analizaremos mas abajo.

Las amistades permanecen en el tiempo cuando las dos partes demostraron con sus actos la reciprocidad de valores. De todas formas, seguramente alguien sienta que da mucho más, que agrega en su relación más valores que la otra parte en su amistad. Eso es natural y muy humano. Sin embargo recordemos que las personas no somos perfectas, o sea qué, también la otra parte podría tener la misma duda de nosotros.

En pocas palabras, la amistad se trata de una relación donde juegan los afectos y los compromisos basados en la reciprocidad, donde deberíamos estar dispuestos a cumplir en forma voluntaria ambas partes de la relación.

Mas sencillo que definir una amistad es definir una enemistad, “al enemigo”.

El enemigo son aquellos no nos quieren y están en contra de nuestros quehaceres y valores. También un enemigo pueden ser aquellos que no están de acuerdo con nuestras ideas, religión, equipo de fútbol o simpatías políticas. Quizás por ello desconfían tanto de nuestros actos, quehaceres, de nuestro entorno y amigos.

Las amistades en función de los intereses

Este enfoque de la amistad es muy utilizado a nivel político-comercial. Sin embargo como veremos, nada tiene que ver con los afectos y valores anteriores que definimos de la amistad. La amistad en función de los intereses se basan en planes y/o estrategias puntuales para lograr un propósito. No obstante, esta relación puede dejar atadas por el tiempo que dure lograr ese “propósito”, a personas y/o sociedades, aunque sean enemigas en valores y creencias. Ahora somos amigos y nuestros intereses comunes marcarán tanto la duración como el nivel de la relación.

Las amistades en función de intereses se ensabla al margen de los afectos, sino por acuerdos de las partes. Generalmente la mayor parte del respeto y beneficios es logrado por el amigo más fuerte. Mientras el amigo menos fuerte carga con los compromisos que asume la amistad y beneficios otorgados por cumplimiento. Acordar en amistad por intereses en desventaja implica tener mas deberes y compromisos que la otra parte.

Las amistades reales no soportan ver que existen acuerdos donde solo una parte se lleva los mayores beneficios de la relación. Por ello, generalmente estas relaciones de amistad basada en intereses sufren altibajos y conflictos en el tiempo.

El mejor esquema mental para captar alianzas de amistades por intereses es señalar cual es mi enemigo y declararle la guerra. Mostrar como teniendo relación con mi enemigo comercial se perjudican a todos por igual. El mensaje debe ser claro; “Los amigos de mi enemigo, son mis enemigos”.

Las relaciones de amistad por intereses pueden perdurar mas en el tiempo si existe un enemigo en común, cuanto mas grande ese enemigo mejor. El tamaño y la ferocidad del enemigo es importante para que las amistad por intereses tengan buena salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *