Amistades toxicas

¿Alguna vez has tenido un amigo durante un año, diez años, o incluso más, y luego, de la nada, te dio la espalda sin razón aparente?

Yo estaba allí en sus buenos y malos tiempos y siempre a la orden cuando necesitaba hablar, o algún favor o una gauchada en especial.

Tal vez le dijiste a tus sueños y deseoso tal vez dicha persona que no era más que un mero conocido considerado como un verdadero amigo donde sus conversaciones superficiales llegaron necesariamente niveles de profundidad, pero no había una verdadera camaradería allí, o al menos eso aparentaba o parecían.

Entonces, de repente, ella te aparta de su camino, excusando su actitud con mentiras a cerca de tu persona, que te acusa de cosas que no hiciste, te dice que la gente decía cosas desagradables acerca de tu persona o meras patrañas cuando no lo hicieron, para ocultar una auténtica traición.

De repente has pasado de amigo para frenemies (del inglés, en español sería un neologismo como “amigo-enemigo”) y te hace sentir defraudado, herido gratuitamente y en forma hartera, de un día para otro, sin advertencia previa.

Su pobre concepto de sí mismo, su baja autoestima finalmente consiguió lo mejor de ella, la mentira, la traición o vaya a saber uno con qué finalidad, que con el transcurso del tiempo se sabe.

Ella comenzó a ver que como una clara amenaza a su trabajo, a su hombre, otro amigo, lo que sea.

El hecho es quela explosión de su ego te ha dejado mal parado.

O tal vez no hubo una explosión; tal vez era más sutil que escuchó que estaba hablando a tu espalda o la viste haciendo algo que nunca imagina s te un amigo haciéndolo.

enemis-247-1-435x326

Tal vez el simplemente dejó de cubrir tus espaldas como tú lo hacías con las suyas y desconoce rtu existencia, ignorando por completo, tus virtudes y méritos fraternales aparentemente a cambio de nada.

Su amigo sólo se convirtió en un frenemy.

¿Cómo pudo suceder esto?

¿Por qué? no tiene ningún sentido-o lo hace?

Baja auto estima de alguien más puede afectar todo tu mundo, pero tuno tiene que dejar que nuestra autoestima sea dictada por otras personas, pero hasta que aprendamos a manejarlas situaciones difíciles, como este caso, con un buen nivel desconfianza en uno mismo, el comportamiento de otras personas puede dejarnos patas para arriba.

A pesar de la conmoción inicial de la situación puede sacudir tu mundo, en cambio, lo veo como si se tratara de un experimento científico.

Encontrar una nueva perspectiva mirando hacia abajo sobre el asunto en el escenario desde lo alto de las gradas de la platea.

Esto hace que la parte dolorosa sea pequeña e incluso sin importancia, en comparación con el enorme campo de la vida, grandes recuerdos y más tiempo para los nuevos amigos, más saludables.

El se convirtió en una frene my pero eso sólo significa que es hora de seguir adelante y no tiene que manchar toda la relación.

“¿Significa esto que tengo que estar constantemente en guardia en mis amistades?” Me pregunto. No necesariamente. Haya que considerarlo como avatares de la vida a encarar en el camino recto.

Confiar también trae conexiones y aventuras más grandes y mejores tu vida.

En cuanto a un amigo que se convirtió en un frenemy, no hay excusa para tratar mal a alguien o terceros que no tienen nada que ver, pero hay razones para averiguar por qué suceden las cosas.

En una situación frenemy, hay un sentimiento de no serlo suficientemente bueno para tenerlo que tiene y el temor de que sea quitado.

Si no se siente lo suficientemente bueno para empezar (el 99,9% de nosotros hemos estado allí) y ver en alguien como una posible amenaza a lo que se tiene actualmente.

Tiene sentido, pero es totalmente inaceptable, dado que entre amigos, se supone que deben protegerse unos a otros.

Tan loco como suena, la gente no hace las cosas para nosotros.

Hacen cosas para sí mismos para conseguir satisfacer sus necesidades.

Si alguien te ayuda, lo hicieron porque les hace sentir bien para ayudar.

Si te atacan, les hace sentires grandes y fuertes por el momento.

Si tomamos todo personalmente, no vamos a tener ninguna confianza en nosotros mismos en absoluto, lo que se traduce en una baja autoestima, lo que crea una falta delimites saludables para protegernos mental, emocional y físicamente.

Eso nos deja donde la mayoría de nosotros estamos hoy, sintiéndonos incómodamente vulnerables con nuestras emociones un simple aleteo en la brisa de las palabras y las acciones de otras personas.

Vamos a echar un vistazo a su amistad y saber si es beneficioso, se dirigió a una caída, ya que se puede fijar como tóxico.

Cómo determinar la salud de su amistad:

¿Me veo con gusto y sano interés el tiempo que pasamos juntos?

¿Cómo me siento acerca de mí mismo cuando estoy condicha persona?

¿Cómo me siento acerca de mí mismo después de nuestras conversaciones o reuniones?

¿Me siento con el poder o agotado por esta amistad?

¿Cómo marcar su amistad?

¿Es esta relación claramente un beneficio en su vida?

Si es así, ¡felicitaciones! Si no, ¿hay una manera de ajustar que sea más positiva, que la diversión, que el poder o que la salud?

Tal vez sea necesaria una conversación honesta, para marcar nuevos límites saludables se pueden establecer, más o menos tiempo puede ser dedicado en pasarlo en conjunto, o tal vez no tratar ciertos temas negativos de discusión.

Si usted decide que la amistad debe terminar, hay que terminarla sin pena ni gloria, porque más vale un final con dolor que un dolor sin final.

Hay seres realmente inferiores que venden una amistad de muchos años por un plato de lentejas, me pasó en mi vida personal y lo borré de todas mis relaciones de por vida, al principio me sentía un poco incómodo cuando alguien me preguntaba por mi amigo de tanto tiempo y a nadie le di cuentas de que ese amigo, había pasado en ser un reverendo enemigo.

La relación de amistad empezó como estudiantes, continuó en el terreno laboral, donde conseguí que se pudiera presentar a un muy buen empleo, donde yo trabajaba, y en el ambiente laboral, me hizo una zancadilla por la cual no caí, perdiendo el empleo por mi capacidad, pero le hice la cruz, sin esperar un minuto ni considerar explicación de especie alguna y siendo público y notorio ante los compañeros de empleo que la situación era tan mala, que lo llevó, en un rapto de honestidad moral e incomodidad laboral a renunciar al empleo y buscar nuevos rumbos que ignoro cuales fueron ni que suerte le depararon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *