Buñuelos de viento

Conocidas también como bolas de Fraire, son una delicia y muy sencillas de preparar como muestra el video.

De lo puede degustar sin relleno o lo pueden rellenar con crema pastelera, dulce de leche, chocolate, o con el dulce que más le plazca.

Ingredientes

200 ml. de leche entera sin lactosa o bebida vegetal

90 ml. de agua

50 gr. De manteca o margarina

50 gr. de azúcar

1 cdita. de sal

1 cdita. de levadura química o polvos de hornear

150 gr. de harina normal

4 huevos camperos

Anís estrellado

Piel de 1 limón

1 palito de canela

Azúcar y canela molida para espolvorear

Aceite para freír

Crema pastelera sin lactosa

Preparación

En una olla añadimos la leche, el agua, la manteca a temperatura ambiente, la sal y el azúcar. Para aromatizar la leche añadiremos el palito de canela, la piel de limón o naranja y dos estrellitas de anís.

Calentamos a fuego medio removiendo y cuando rompa a hervir retiramos del fuego y dejamos infusionando unos minutos. Tras ese tiempo retiramos las pieles y los palitos de canela.

Ponemos de nuevo al fuego y cuando rompa a hervir de nuevo añadimos de un golpe la harina. Comenzamos a remover con una espátula o varillas hasta integrarla muy bien un par de minutos, hasta que la masa esté cocida y se despegue de las paredes.

Pasamos la masa a un bol y con la ayuda de la espátula le sacamos todo el vapor posible. Dejamos enfriar unos 20 minutos.

Cuando esté tibia, vamos añadiendo de uno en uno los huevos, integrando cada vez que añadimos uno. Añadimos también una cucharadita de levadura y mezclamos bien. Debería resultar una masa cremosa.
Preparamos en un plato una mezcla de azúcar con un poco de canela para luego bañar los buñuelos.

Calentamos aceite en una sartén con la piel de un limón. Sabremos cuando el aceite está listo cuando empiece a burbujear.

Con la ayuda de dos cucharillas o una manga pastelera, vamos añadiendo bolas de masa al aceite caliente (a unos 160ºC – 170ºC), que no esté demasiado fuerte. Y vamos friendo los buñuelos un par de minutos por cada lado hasta que estén bien hechos, que no queden crudos por dentro. De vez en cuando alguno se dará la vuelto solo.

Cuando estén bien dorados, sacamos de la sartén escurriendo el exceso de aceite y pasamos seguidamente por el baño de azúcar y canela.

Cuando estén todos bañados, hacemos un corte con unas tijeras en la base del buñuelo y lo rellenamos de crema pastelera con una manga pastelera, introduciendo la boquilla en el agujero que hemos hecho.

Podemos comer los buñuelos de viento vacíos, o rellenarlos de crema pastelera de vainilla o chocolate.

2 comentarios en «Buñuelos de viento»

  • el 21 octubre 2016 a las 12:23
    Enlace permanente

    MMMMMMMMMMMMMMM !!!!!!!!!!!!!!! que rico!!!!!!!!
    pero eso debe de engordar mucho!!!!!!!!!
    Buen fin de…….

  • el 21 octubre 2016 a las 17:37
    Enlace permanente

    Si. Las bolas de freire son especiales para el mate de la tarde¡¡¡¡¡¡¡ pero engordaaaaaaan¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡!!!!!!
    saludoss a todos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.