Catalunya quiere votar

Catalunya se ha manifestado por tercer año consecutivo, durante la celebración de la Diada (fiesta nacional de Catalunya), pidiendo que se les deje votar, que se les deje expresar en las urnas si quieren ser independientes o no. La consulta de autodeterminación está prevista para el 9 de noviembre pese a la negativa del gobierno de Madrid.

Esta demostración de fuerza tuvo lugar una semana antes de que en Escocia se vote un referéndum con la pregunta: ¿Debe ser Escocia un país independiente? Este referéndum escocés fue acordado con el gobierno del Reino Unido, demostrando un gran respeto por la democracia y la libre determinación de los pueblos. El gobierno español del PP presidido por Mariano Rajoy, con el soporte del opositor PSOE, en cambio desprecia estos valores, negando la posibilidad de manifestarse en las urnas al pueblo catalán.

Por Iara Bermúdez y Waldemar García

barca-240-2-350x262

Después de la multitudinaria manifestación en Barcelona de 2012, el concierto que reunió a 90.000 personas en el Camp Nou y la vasta cadena humana de 2013, los catalanes quieren formar este año una V de Votar, de 11 kilómetros de largo en dos céntricas avenidas de Barcelona con el lema “Ahora es la hora – Llenemos las calles para llenar las urnas”.

Más de medio millón de personas se inscribieron para participar, según los organizadores de la Asamblea Nacional de Catalunya (ANC) y Omnium Cultural.

“Nuestro objetivo es votar y ganar el 9 de noviembre y entendemos que este 11 de septiembre es el punto de inflexión”, explicó a AFP, Carme Forcadell, presidenta de la ANC.

El President de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas inauguró el miércoles la agenda institucional de la Diada con una ofrenda floral a los catalanes caídos durante el asedio de Barcelona en 1714, en el “Fossar de les Moreres”, antiguo cementerio en el que fueron enterrados muchos patriotas en una fosa común y donde hoy hay un monumento en el que arde permanentemente una llama en su recuerdo.

Artur Mas se dirigió a la ciudadanía, a 300 años de la toma de Catalunya por parte de Felipe V, durante la guerra de secesión, desde el salón Sant Jordi, del Palau de la Generalitat (sede del gobierno autonómico catalán). Éste salón, que según dijo Mas, tiene una significación histórica muy importante ya que en 1706 se reunieron por última vez las Cortes Catalanas convocadas por el Archiduque Carlos. Unas Cortes Catalanas creadas en el siglo XIII y herederas de las Asambleas de Paz y Tregua que son consideradas como el nacimiento del parlamentarismo a Europa. “Nuestro sentido de la democracia entonces viene de muy lejos” apostilló el mandatario catalán. Agregó que en este mismo salón se decidió en 1713 defender las Constituciones Catalanas y resistir heroicamente hasta la entrada de las tropas borbónicas el 11 de setiembre de 1714. “Conviene conocer nuestra historia para recordar lo profundas que son nuestras convicciones democráticas, las del pueblo catalán.” “Conviene recordar que en 1714 la defensa heroica de Barcelona y de Catalunya fue para defender unas leyes democráticas de las más avanzadas del momento, que se contraponían al poder absoluto ejercido de manera absoluta y que fue el absolutismo ganador de la guerra el que intentó aniquilar nuestra identidad, nuestra lengua y nuestros usos y costumbres.” Dijo que “el pueblo catalán quiere hacer bien las cosas, debatiendo, contrastando ideas y pareceres y decidir de manera democrática, votando.” “La nación catalana está viva, tenemos país y nos preparamos democráticamente, cívicamente y pacíficamente para decidir nuestro futuro colectivo, el de siete millones y medio de catalanas y catalanes. Catalanes de origen, de adopción o de acogida, es igual, todos protagonistas del presente y el futuro de Catalunya, todos con la misma fuerza a la hora de decidir nuestro futuro: la fuerza de nuestro voto.” Se dirigió al gobierno de Madrid para decirle que aún está a tiempo de escuchar el clamor democrático y pacífico del pueblo catalán. Agregó que “es un error silenciar la voz de un pueblo que quiere hablar y que negar el voto a quienes ven en las urnas la solución y no el problema, es un doble error.” Dijo que los catalanes quieren votar porque quieren un futuro mejor.

Muriel Casal, presidenta de Omnium Cultural, una de las entidades organizadoras del gran mosaico en forma de V formado por más de 500.000 catalanes en el centro de Barcelona, opinó en Vilaweb que: “Nos encontramos en una encrucijada histórica y esta Diada reafirmará que nuestra legitimidad democrática es sólida, a pesar que el gobierno español siga obstinado en impedirnos votar. Somos una mayoría social y política de catalanes, de ciudadanos europeos, que reafirmaremos hoy nuestro derecho a seguir el ejemplo escocés del 18 de setiembre. Porque tenemos el aval democrático de dos tercios del Parlamento y ocho de cada diez catalanes quieren votar el 9N. Precisamente el día del resultado escocés podemos aprobar la Ley de Consultas, nuevo hito del proceso. Creemos que la única manera de garantizar el futuro de Catalunya y ser un país normal pasa por ser un nuevo Estado. Es decir, para disponer de los atributos que corresponden a un Estado de la Europa del siglo XXI y para ponerlos al servicio de los intereses de todos los catalanes.”

Un comentario en «Catalunya quiere votar»

  • el 14 septiembre 2014 a las 05:55
    Enlace permanente

    Yo por ejemplo, no estoy a favor de la independencia de Cataluña, ni en contra.
    No soy catalán ni vivo en Cataluña.
    Pero de lo que si estoy a favor es de la Autodeterminación de los Pueblos.
    Ese derecho se concreta con otro derecho: El derecho a decidir.
    Lo que tenga que ser, que lo decidan los Pueblos.
    Libremente, con claridad, CON CONSCIENCIA.
    Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.