Contracaras de la semana

Las críticas y los elogios arrancan el domingo en un partido de fútbol y continúan con actos y eventos en la semana. Desde la violencia en el ‘clasico’, al día Internacional contra la violencia. Las sentidas palabras de Candeu a 30 años del acto del Obelisco, el proyecto Urugua-i, etc.

La semana ha dejado mucho de sí, mucha actividad, muchos eventos, mucho a donde ir y mucho que contar. Una muestra de Deporte, Educación, Historia, Política, Memoria, Cultura, Arte, pero casi todo con un trasfondo común que es la violencia. La violencia que está presente en casi todos los ámbitos de la sociedad.

clas-procl_435x326

El domingo tuvimos clásico en el Estadio Centenario. Clásico con poco fútbol, con muchos goles y con mucha violencia en las gradas. Lamentable comportamiento de algunos hinchas que afean el espectáculo, que degradan el deporte y que, por lo repetitivo de los hechos, demuestran la falta de voluntad en cortar con una lacra que nos avergüenza a todos y sobre todo a los que pensamos que el fútbol es un deporte y que el deporte es sinónimo de nobleza, de sana competición, de amistad y una expresión de la cultura del país.

Por Iara Bermúdez y Waldemar García

El lunes fue el Día Internacional contra la Violencia de Género. Las Mujeres de Negro hicieron su multitudinaria marcha por la Av. 18 de Julio. Una marcha en silencio que recorrió la principal avenida desde la plaza Independencia hasta la Intendencia donde se unieron a los jóvenes que salieron desde la Universidad. Todos juntos los participantes se pintaron las manos y dejaron la huella en una gran pancarta en señal de compromiso con la no-violencia. El mensaje final fue “Ni una muerte más”, “ni una muerte indiferente”. Pero ese día la sociedad se volvió a ver sacudida con la muerte de 2 mujeres a manos de un pretendiente de su hija en un caso y de su pareja en el otro. Ambas muertes nos dicen que queda mucho por hacer. La iniciativa de la Mujeres de Negro, de incorporar a los jóvenes y de trabajar con ellos en los liceos, de educar en el respeto al prójimo independientemente del sexo, de la raza, de la orientación sexual es muy importante ya que solo educando en la no-violencia se podrá vencer la violencia.

Sigue en pag. 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba