Día del trabajador rural

El 30 de abril se celebró por segunda vez en Uruguay el Día del Trabajador Rural. “Feriado no laborable pago para los trabajadores de esta actividad” según lo expresa textualmente el artículo 1º de la Ley 19.000, promulgada en noviembre de 2012.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca declaró de Interés Ministerial la celebración de este día ante la solicitud hecha por la Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines (UNATRA).

Por Iara Bermúdez y Waldemar García

Aproximadamente son 90.000 los trabajadores asalariados rurales en nuestro país.

La Comisión Nacional de Fomento Rural emitió un comunicado en el que “hace llegar su saludo y reconocimiento a todos los productores familiares y asalariados rurales, que conforman el capital humano tan trascendente para un modelo de país que pretenda un crecimiento basado en un igualitario desarrollo humano, el manejo responsable de los recursos naturales y la soberanía alimentaria”

Y agrega en el comunicado, “En el mismo sentido, reiteramos nuestra preocupación por el actual modelo productivo, que está generando una gran concentración de la tierra y de las agroindustrias, que ya han provocado la desaparición de 12 mil empresas familiares en la última década, y que amenazan la subsistencia en el medio rural de los sectores más débiles.”

Los actos principales de este día se realizaron en el predio de la Rural del Prado. La convocatoria la realizaron la Unión Nacional de Trabajadores Rurales y Afines (UNATRA) y la central sindical PIT-CNT. La intención de estos actos según los organizadores es crear un espacio de encuentro entre el campo y la ciudad.

Hubo espectáculos artísticos y musicales; actividades recreativas y deportivas; muestra; talleres y fogones; la actuación de Braulio López y su grupo, de Ezequiel Facioli, Giovani Fabra y del Grupo de Danzas Los Horneros (de Río Branco). La representación gubernamental la encabezó el Presidente de la República, José Mujica y el Ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Enzo Benech.

En su intervención el presidente Mujica recomendó a los trabajadores que “hay que pelear por colonización, por la enseñanza técnica masificada en el interior del país, por la educación y la formación de los que van a venir; al mismo tiempo que se pelea por el salario y por las condiciones de trabajo”

El Gobierno presentó, el martes 29 de abril, la “Guía de Derecho del Trabajo Rural”.

El evento se realizó en la Sala de Prensa de la Torre Ejecutiva con la participación del Presidente de la República, José Mujica, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, José Bayardi, el ministro interino de Ganadería Agricultura y Pesca, Enzo Benech, y el subsecretario de Trabajo y Seguridad Social, Nelson Loustanau.

El material incluye toda la información sobre la normativa laboral específica del trabajo rural, en particular, lo que concierne a los derechos de los trabajadores y obligaciones de los empleadores.

En el acto el Presidente Mujica señaló que el Uruguay “no es un país de campesinos, es un país masivamente de peones rurales, de trabajadores asalariados”. …”el trabajador rural –continuó diciendo el presidente- ha sido en buena parte del país, históricamente, el último orejón del tarro, y cuando nos quejamos de una campaña deshabitada, tenemos que hacernos la autocrítica como Nación: que mal que los hemos tratado”. Mujica reconoció que a pesar de que en los últimos años se ha hecho bastante por mejorar las condiciones de vida de los trabajadores del campo, “estamos a leguas de suturar la deuda, incluso desde el punto de vista del acervo popular existe el error de creer que el trabajo rural es para gente media primitiva, media bruta, pero lo que está pasando en el marco de las ciencias biológicas contemporáneas va a ir determinando que las profesiones agropecuarias serán cada día más estresantes por el grado de renovación tecnológica que tendrán que enfrentar.” “La masificación de la enseñanza en el interior, de la enseñanza industrial –dijo Mujica- y la lucha por el desarrollo del interior tiene mucho que ver con el futuro de las peonadas rurales, y esto tiene que ver con el Uruguay del futuro.” “El Uruguay no va a ser una nación desarrollada si no logra desarrollar su interior, y dentro del interior si no tiene una política francamente equitativa con los verdaderos trabajadores de la tierra.” Para concluir afirmando que esto es parte de la lucha del porvenir y que “algo hemos logrado pero no tanto”.

Por su parte el subsecretario de Trabajo y Seguridad Social, Nelson Loustaunau afirmó que en las dos últimas legislaturas el gobierno ha intentado revalorizar los derechos de los trabajadores del campo; “garantizándoles la libertad sindical, garantizándoles la negociación colectiva” afirmando que estos trabajadores no tenían este derecho desde 1943 y que es desde el 2005 en que se los incluye en la negociación colectiva de los Consejos de Salarios. Remarcó que el salario real de este colectivo ha aumentado en un 40% en los últimos años, reduciendo la pobreza rural del 20,7% al 3%.

Además de estos actos, durante el mes de abril la Unidad de Empleo Rural del Ministerio de Trabajo realizó capacitaciones sobre los derechos de los asalariados rurales, dirigidas a los funcionarios de las oficinas de esa secretaría en todo el país.

Según datos publicados por el Centro de Información Oficial IMPO, el primer Código Rural data de 1875, pero hasta los años 20 del siglo pasado no se aprobaron las primeras leyes sobre accidentes de trabajo, salario mínimo o vivienda para los trabajadores rurales.

En 1946 se estableció el Estatuto del Trabajador Rural que mejoraba los salarios y la relación laboral con el empresario.

En 1965 se aprobó un aumento en las pensiones y jubilaciones del colectivo, siendo años después que se aprobó el cobro del aguinaldo.

En 1978 se modificó el Estatuto del Trabajador Rural mediante el decreto-ley 14.785 que estableció un nuevo regimen laboral perjudicial para los trabajadores.
En la actualidad el trabajo rural está regulado y los trabajadores gozan de condiciones similares a la de los trabajadores de otros sectores.
Jornada laboral de 8 horas y 48 horas semanales, salario mínimo ajustado al salario mínimo nacional, derecho a cobrar aguinaldo, a disfrutar de licencia anual, cobro de salario vacacional, derecho a seguro de paro.

Las leyes hoy en día amparan a los trabajadores, pero la pregunta que nos hacemos es si ¿realmente se cumple la ley?
Las condiciones de vida de los peones de campo sigue siendo precaria, siguen viviendo en ranchos de barro con techos de lata y pisos de tierra. Sus jornadas laborales reales ¿son las que marca la ley o son las que marca el patrón? que no siempre coinciden. ¿Cobran horas extras y cuando las cobran son al precio que marca la ley?
Todavía hay mucho por hacer para que los peones rurales y sus familias gocen un bienestar aceptable. Es un deber de todos, luchar para conseguir condiciones laborales y salarios dignos para todos los trabajadores y asi contribuir a crear una sociedad más justa.

Queremos desde esta página saludar a las Madres de Plaza de Mayo que el 30 de abril hizo 37 años desde que se reunieron por primera vez, en la Plaza de Mayo, 14 madres para reclamar noticias sobre el paradero de sus hijos y nietos. Hasta la fecha 110 hijos de desaparecidos, secuestrados durante la dictadura y entregados a otras familias, han sido encontrados y restituidos a sus verdaderas familias.

Al cierre de esta edición se está preparando la jornada del 1º de mayo, Día Internacional de los Trabajadores. Un saludo a todos los trabajadores y a los sindicatos y un recuerdo para todos aquellos que han caído luchando por un mundo más justo, defendiendo la dignidad de la clase trabajadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Este sitio es seguro. Por favor desconecta el bloqueo de publicidad.

Ayudemos a quienes colaboran!!!. Muchas gracias.