Exoesqueleto logra que hombre paralítico camine

Tras dos implantes cerebrales con inteligencia artificial y el uso de la robótica, un joven paralítico puede caminar y mover los brazos. La ciencia está dando pasos agigantados en esta materia.

Te puede interesar:

Un joven de profesión oculista, sufre un accidente en un club nocturno cayendo al vació desde 15 metros de altura. Su nombre es Thibault, tiene 30 años y no desea revelar su apellido, y a raíz del accidente sufre dos años de hospitalización, una irreparable lesión en la médula espinal y la parálisis de sus extremidades. Eso significa estar totalmente inhabilitado de la vida y depender 100% de cuidados de otras personas.

El proyecto exoesqueleto de investigadores franceses

Aunque el sistema en principio solo puede usarse en el laboratorio, Thibault cuando pudo dar sus primeros pasos dijo; “olvidé que era estar de pie, me siento como el primer hombre que puso su pie en la luna”. Y aunque sus movimientos al caminar no son perfectos, el exoesqueleto ha logrado su primera fase operativa, Thibault ya puede pararse sobre sus dos piernas, mover sus hombros y brazos. Thibault ya puede trasladarse sobre sus dos pies.

Los investigadores afirman que el sistema aun se encuentra en etapa experimental. Todos de los resultados y también que esta nueva tecnología, señalaría el camino para que en el mañana los enfermos parapléjicos logren una mejor calidad de vida.

En el año 2017, Thibault participa en un ensayo con el uso de un traje de exoesqueleto. Este experimento fue desarrollado por el centro francés de investigaciones biomédicas Clinatec y la Universidad de Grenoble.

Luego de dos cirugías con implantes cerebrales el joven accidentado ya puede tomar el control de un personaje virtual (al mejor estilo de la película Avatar). Para ello, también tuvo que entrenarse hasta lograr la habilidad de controlar sus hondas cerebrales al dispositivo. Ese entrenamiento previo a calzarse el traje exoesqueleto se lograba con una computadora y movimientos virtuales a modo de un juego. Lo más difícil, y lo que le llevaría mas tiempo controlar a Thibault no fueron sus piernas sino aprender a controlar sus brazos.

Cada implante tiene sesenta y cuatro electrodos que se encargan de leer la actividad cerebral y transmiten las instrucciones a una computadora, donde un sofisticado software lee las ondas cerebrales y las convierte en instrucciones para controlar el exoesqueleto, al que la persona es atada.

De esta manera, cuando la persona piensa «camina», las ondas cerebrales desencadenan una serie de instrucciones para mover las piernas. Lo mismo sucede con los brazos.

Todavía esta tecnología tiene limitaciones

Los 65 kilogramos de sofisticada robótica que pesa el exoesqueleto no son capaces de restaurar completamente las funciones motoras de quienes lo usan.

Sin embargo, es un avance notable para enfoques similares que permiten a las personas controlar una sola extremidad con la mente.

Por ahora Thibault necesita estar conectado a un arnés agarrado del techo para minimizar el riesgo de que se caiga mientras usa el aparato, lo que significa que el dispositivo aún no está listo para funcionar fuera del laboratorio. Sin embargo los investigadores saben que esto es solo el comienzo, pues en un futuro cercano, esta tecnología traerá una vida más normal a pacientes que sufran este tipo de parálisis. Por último y no menos importante, esta la etapa de hacer accesible ésta tecnología para que sea una solución para la mayoría de los que sufren parálisis en el mundo.

Un comentario en “Exoesqueleto logra que hombre paralítico camine

  • el 11 octubre 2019 a las 10:28
    Permalink

    Que bueno solo basta mirarle la cara de contento que tiene al volver a caminar ese es el camino poniendo la plata en tecnologia pero muchos piensan que es tirarla

Deja tu comentario