Historias de las comidas

Uds me esabrán disculpar pero como oriental muy fanático de aquellos que menearon las ideas para darle libertad a las 13 Colonias fraternidad que surgió de cuatro lugares donde se consumía bastante alcohol y se comía lo suficiente, una de dichas tabernas se llamaba el Ganso y la Parrilla, que después fue una de las logias que fundaron la Gran Logia de Londres y que luego fue la gran Logia de Inglaterra.

Uno de los redactores de la constitución de lo que fueron los EE.UU. fue Thomas Jefferson y su mérito aparte de difundir las ideas estuvo en la expansión de viñedos.
No solo los cocineros han hecho la historia de la gastronomía. También músicos, científicos e incluso políticos lo han hecho.

Es el caso de Moisés, el patriarca del pueblo judío, que creó la normativa alimentaria por la que desde entonces se rigen millones de hebreos (como la prohibición de mezclar carne con leche o de comer peces sin aletas ni escamas), y de Buddha, a quien sus seguidores deben su alimentación vegetariana, que creó como forma de purificación para alcanzar el Nirvana.

También tiene su espacio Hipócrates, el griego conocido por crear la medicina científica, pero también el concepto de la alimentación saludable combinada con ejercicio, y el tercer presidente de Estados Unidos y principal autor de la Declaración de Independencia, Thomas Jefferson, que introdujo el viñedo en su país después de viajar por Francia y escribió sus propias recetas.

Algunas elaboraciones con papas se denominan «a la Parmentier, apellido de Antoine Agustin», el cruzado del tubérculo.
Este científico vio un remedio contra las hambrunas que por entonces diezmaban Francia y convenció de ello a Luis XVI, para quien las plantó en su palacio. Aunque no era cocinero, ideó recetas para enseñar cómo cocinarlas y logró que el humilde tubérculo ascendiese a todas las mesas.

Por su parte, Catalina de Médici llevó la alta pastelería, el tenedor y el hábito de lavarse las manos antes de comer. Y, por supuesto, tienen su espacio dos cocineros: Marie-Antoine Carême, considerado el padre de la alta cocina francesa, y Georges Auguste Escoffier, que estructuró la cocina moderna.

Deja tu comentario