La NASA elige una diosa griega para su regreso

Artemisa será la nave estadounidense que lleve nuevamente tripulantes al espacio luego de la interrupción de la misión Transbordador Espacial. La nave SLS Artemisa tiene como primer objetivo regresar a la Luna y con tripulación femenina.

El tiempo lo cura todo. Desde que el transbordador Atlantis completara su misión el 22 de julio del 2011 y la NASA clausurara el proyecto a causa de los contínuos accidentes, no han despegado naves tripuladas al espacio desde suelo estadounidense. La síntesis del comunicado de la agencia espacial sobre la suspensión de los viajes tripulados se refería a ciertos temas relacionados con la investigación sobre los desperfectos de de las misiones como también los altos costos que requería los mantenimientos. A parte nunca se descartó la posibilidad de la existencia de sabotajes en las misiones Atlantis. Lo cierto es que desde el 2011, los astronautas estadounidenses viajaron al espacio desde la agencia espacial rusa Roscosmos compartiendo las sucesivas misiones tripuladas de la nave Soyuz.

Sin embargo EEUU, tanto en el área científica como en la comercial, tiene sus miras puestas mas allá del planeta Marte. Para ello, le ha puesto fecha a la recuperación de su lugar en la carrera espacial tripulada abandonada nueve años atrás. Y el primer paso sería regresar con una nave tripulada a la Luna, la cual continuará con la exploración de Marte. Esta experiencia persigue también el desarrollar nuevas tecnologías para aplicar en la Tierra, como por ejemplo hacer que los aviones supersónicos vuelen más silenciosamente. Los investigadores saben que los grandes avances aeronáuticos se han logrado a través de las misiones espaciales.

Bajo el nombre de Artemisa (tributo a la diosa griega hermana de Apolo), la NASA enviará nuevos instrumentos científicos y demostraciones tecnológicas para estudiar la Luna, acelerar los planes para enviar astronautas a la Luna para 2024 y establecer una exploración lunar sostenible para 2028. Uno de los principales hitos de Artemisa en 2020 será la prueba Green Run de los cuatro motores de la etapa central del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS). La NASA también continuará trabajando con socios comerciales para enviar módulos de aterrizaje a la Luna, donde ayudarán a preparar el camino para el aterrizaje de los astronautas, incluido un rover que mapeará el hielo de agua en la Luna.

Después de vuelos de prueba sin tripulación en 2019, Boeing y SpaceX se están preparando para lanzar astronautas estadounidenses desde los Estados Unidos por primera vez desde la última misión del Transbordador Espacial en 2011. Las naves espaciales comerciales y cohetes ya están entregando carga a la Estación Espacial Internacional, con más vuelos de suministros este año, y los vehículos para el transporte de tripulación serán sometidos a sus pruebas finales.

Estación Espacial Internacional

La ISS, en su vigésimo año de acogida de astronautas en órbita, es más que un destino para la nave espacial de próxima generación. Los astronautas usan la Estación Espacial para tecnología de exploración, sistemas avanzados de soporte vital e interfaces humanas y robóticas. Es un banco de pruebas de microgravedad único y un laboratorio nacional donde los humanos trabajan para mejorar la vida en la Tierra y prepararse para destinos más alejados de nuestro Sistema Solar.

Marte y Más Allá

La última misión de la NASA a Marte, una misión que recibirá un nuevo nombre antes de su lanzamiento, será el último vehículo explorador que se dirigirá al Planeta Rojo, pero no irá solo. Para ayudarlo en su exploración, llevará el primer helicóptero que volará en otro planeta.

Más alejada en el Sistema Solar, la nave espacial OSIRIS-REx se acercará hasta el asteroide Bennu para tomar una muestra de su superficie. OSIRIS-REx traerá de regreso la muestra a la Tierra en 2023.

Tecnología Supersónica Silenciosa

La NASA continúa su investigación para hacer aviones supersónicos – que generan fuertes explosiones a medida que disminuyen la velocidad del sonido – más silenciosos y más susceptibles de volar en áreas pobladas. El avión X-59, o QUESST, pasó un hito de revisión importante en 2019, avanza hacia más pruebas en vuelo.

2020 promete desarrollos en muchos frentes a medida que continuamos liderando el mundo en exploración e inspirando a la próxima generación.

Fuente: lanasa.net

Un comentario en “La NASA elige una diosa griega para su regreso

  • el 31 enero 2020 a las 10:16
    Permalink

    No entienden nada, en el campeonato local siguen gaando, como no querían subir naves con tripulante potenciaron las naves sin piloto las que llamamo comunmente drones, aparatitos que viajan hasta el otro lado del mundo, ni te das cuenta, te meten un tiro, salen corriendo y sin que tu ejercito tenga bajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *