El horror del coronavirus llega al crucero Costa Esmeralda

Más de seis mil pasajeros que viajaban en el lujoso crucero están retenidos en un puerto italiano. La causa fue una pareja que presentaba los síntomas de la terrible enfermedad. Las muestras de sangre están siendo analizadas y si fueran positivas, el riesgo de infección sería para todo el pasaje del barco y su tripulación.

Un equipo médico ha realizado análisis de sangre y ahora están esperando los resultados

La majestuosa nave se disponía a realizar el tour vacacional transportando 6 mil pasajeros. En el transcurso del viaje entre Barcelona y Civitavecchia, una pareja de pasajeros de origen chino solicitó el auxilios del cuerpo médico del barco. Los síntomas que presentaba la pareja dispararían las alertas internacionales y las tomas de precaución tanto para el resto del pasaje, como para la tripulación y el impedimento de desembarco en el puerto italiano.

El miedo ante el coronavirus ha llegado a Civitavecchia. Unos 6.000 pasajeros del crucero Costa Smeralda que provenía de Barcelona y Palma de Mallorca se encuentran bloqueados ante este puerto cercano a Roma a la espera de los resultados de los análisis a una mujer originaria de Macao con síntomas que podrían ser compatibles con el virus, que ya ha causado 170 muertos en China y más de 7.000 contagiados.

Puerto bloqueado para la tripulación

Según ha contado a La Vanguardia un portavoz de la compañía propietaria del crucero, Costa Crociere, la pasajera tenía fiebre y problemas respiratorios, por lo que ha sido puesta en aislamiento en el hospital del barco, siguiendo los protocolos establecidos. Su marido, que no presenta ningún síntoma, también está en cuarentena.

Ha sido entonces cuando un equipo del hospital Spallanzani de Roma, especializado en enfermedades contagiosas, se ha trasladado hasta el buque para realizar los análisis de sangre a la mujer, de 54 años, y ha regresado a la capital, con lo que ahora están esperando los resultados.

“Nuestra prioridad es garantizar la salud y al seguridad de los pasajeros y la tripulación. La compañía se ha puesto a completa disposición de las autoridades sanitarias y esperará sus indicaciones”, ha señalado Costa Cruceros en un comunicado.

La pareja llegó el pasado 25 de enero a Milán desde Hong Kong y embarcó en el barco en Savona (Italia). Ha hecho también etapas en Marsella, además de la de Barcelona y Palma de Mallorca.

Mientras, las 6.000 personas a bordo se encuentran expectantes a los resultados y algunos ya han colgado en sus cuentas de Twitter imágenes de la situación. Marina, una pasajera proveniente de Badalona, ha contado a este diario que en este momento todos están tranquilos y no se han vivido escenas de pánico, aunque hay gente que se tapa la cara con un pañuelo.

Sin embargo, ha denunciado que hasta las 14.00 la tripulación sólo les había informado de que no podían bajar porque había una inspección sanitaria y se han enterado del posible caso de coronavirus por los medios de comunicación. “Todo lo que sabemos es por Internet”, asegura la pasajera. “Sólo han dicho que los resultados se esperan para esta noche pero no que hubiese nadie enfermo”.

Hasta el momento, todos los casos sospechosos analizados en Italia han sido negativos y no hay ningún caso de coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba