Leonardo Boff visitó Uruguay

El teólogo brasileño, ex sacerdote y cofundador de la teoría de la liberación, Leonardo Boff, visitó nuestro país esta semana. La Intendencia Municipal de Montevideo lo declaró visitante ilustre. Boff pronunció una conferencia en el salón Azul de la Intendencia sobre ecología y como el hombre está destruyendo el medio ambiente.

Antes de la conferencia, el teólogo visitó al ex presidente Mujica en su chacra de Rincón del Cerro. Luego hizo algunas declaraciones en una improvisada conferencia de prensa en la puerta de la Intendencia en la que elogió profusamente a Mujica y habló de los problemas que padece la región. “No basta la transformación a nivel económico, no basta la transformación a nivel político, hay que cambiar la cultura, inculcar nuevos valores, una nueva forma de relacionarse con la Tierra que no sea tan destructiva, vivir con simplicidad y solidaridad con las demás personas” dijo a los periodistas.

Por Iara Bermúdez y Waldemar García

“Los grupos de derecha se articulan para tener el poder y confrontarse con las democracias nuevas que vienen desde debajo con base popular” afirmó Boff, “Aquí hay que tener una solidaridad fraternal entre toda la América Latina para hacer frente a esta avanzada nueva del neoliberalismo de las clases pudientes tradicionales. Es la misma estrategia que usó el imperio en el norte de África, desmontando todas las revoluciones populares e implantando su línea. Probablemente quieran hacer lo mismo en América Latina, que todos se alineen a las dimensiones del imperio, que no haya fuerzas que puedan oponerse, que tengan la posibilidad de elaborar un proyecto nacional de la cultura. Quieren uniformizar todo y dominar con su visión neoliberal capitalista y por eso tienen dificultad para aceptar nada que venga de abajo y alternativo.

leon-267-1-605x250

La perspectiva es desmoralizar, anular y eventualmente destruir esos intentos. Venezuela es el país de América Latina que más directamente se opone a las estrategias del imperio y efectivamente se expone también a la contraofensiva, pero hay que subrayar el carácter latinoamericano, que tenemos derecho a hacer nuestra propia historia y no someternos a dictámenes que vengan de afuera. Hay que comprender las contradicciones que hay dentro de Venezuela, pero salvar el nudo más verdadero que es la perspectiva latinoamericana de una economía más solidaria, no solo por el interés económico y elaborar la Patria Grande como viejo y nuevo sueño de América Latina. Aquí hay un tema que hemos debatido largo con Pepe Mujica, es el tema de la cultura del Capital, no es solo el sistema de producción, distribución y consumo, sino que se ha creado una cultura de antivalores que si el pueblo que está incluido no es educado para hacer frente a eso acaba reforzando el sistema y cuanto más sube, más demanda tiene. Es como el deseo infinito y entonces infinitamente va exigiendo cosas. Cuando al revés hay otra cultura que piensa en un consumo de sobriedad, de solidaridad, en el que podemos ser más con menos pero todos participando. Eso supone otra escala de valores, otra visión del mundo, otra relación con la Tierra y la naturaleza, lo que no hay en nuestra cultura. Yo creo que una de nuestras limitaciones, de las izquierdas de América Latina, pero fundamentalmente en Brasil, es que no hay esa preocupación sistémica de educación popular para que los que entran no sean meramente consumidores, sean ciudadanos críticos participativos también contra el sistema.”

Con respecto a la situación que vive su país, Brasil, y las manifestaciones que el pasado fin de semana llenaron las calles de muchas ciudades, Boff expresó que: “En Brasil hay una rabia generalizada contra el PT (Partido de los Trabajadores), que es más bien inducido por los medios de comunicación, pero no es odio contra el PT, es odio contra los 40 millones (de pobres) que fueron incluidos y que ocupan los espacios que eran reservados a las clases pudientes”. “Sienten odio porque la gente del pueblo ahora entra en los shoppings y vuela en aviones” agregó. También tuvo palabras de elogio hacia el papa Francisco, de quien dijo que “está del lado correcto, del lado de los pobres.”
En su conferencia se refirió a la ecología y a la destrucción del medio ambiente por parte del hombre dando algunas fórmulas para revertir la muerte de la Tierra a la que estamos abocados si seguimos esquilmándola como en los últimos 400 años.

“La Tierra como planeta está enferma y su enfermedad se debe fundamentalmente al tipo de desarrollo que en los últimos cuatro siglos hemos desarrollado y que seguimos desarrollando hasta ahora. Este tipo de crecimiento es dañino para la vida y puede dañar a la totalidad de los ecosistemas. Hay que buscar alternativas salvadoras al recorrido que hemos hecho estos 400 años.” “El gran ideal del siglo XVI, donde nació el mundo moderno, era el desarrollo, la tecno ciencia, el crecimiento ilimitado.

Hasta la llegada de los creadores de ese paradigma, Galileo Galilei, Francis Bacon y especialmente Newton, la Tierra era vista como algo vivo, como la “Magna Mater” que nos da todo lo que necesitamos y llegan ellos y dicen la Tierra no tiene propósito ninguno, es una cosa que está ahí entregada a las manos de los seres humanos para explotarla y sacar todos los bienes y servicios posibles y útiles para el ser humano. Ahí empezó la sistemática realización de ese sueño de ilimitado progreso, desarrollo, crecimiento o como queramos llamarlo, en el fondo es la acumulación sin cesar de bienes materiales. Se ha creado la cultura moderna a base de la tecnociencia y si la ciencia conoce la realidad, la transformación de los conocimientos por la intervención de la ciencia en la naturaleza. Eso ha creado la cultura moderna con las comodidades que conocemos, la electricidad, el coche, nos ha llevado a la luna, ha inventado el antibiótico que ha prolongado la vida de toda la gente, pero simultáneamente ese tipo de silencio, ese tipo de utopía, proyecto civilizatorio ha creado una máquina de muerte que puede destruir toda la humanidad y la vida visible sobre la Tierra”

Un comentario en «Leonardo Boff visitó Uruguay»

  • el 22 marzo 2015 a las 14:15
    Enlace permanente

    lamentablemente estuvo solo unos pocos dias…si se quedara un mes y escuchara otras campanas no elogiaría tanto al ex presi. Lamentable. Todos se quedan con una imágen falsa del verdadero Uruguay de hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *