Llega un cometa y un gigante asteroide

Un enorme asteroide del tamaño de diez cuadras, y un cometa pasarán en este enero y febrero en las cercanías de la Tierra. En la próxima semana ya el cometa se dejará ver, mientras el asteroide descubierto en noviembre del 2016, pasará el mes que viene por nuestro planeta.

La misión espacial NEOWISE de la NASA ha descubierto recientemente algunos objetos celestes que viajan por nuestro vecindario cósmico, incluyendo uno que se encuentra en la línea borrosa entre un asteroide y un cometa. Otro – definitivamente un cometa – podría ser visto con binoculares a través de la próxima semana, señaló la agencia espacial estadounidense a través de su página web.

El gran asteroide llegará en febrero
Un objeto llamado 2016 WF9 fue detectado por el proyecto NEOWISE el 27 de noviembre de 2016, indicó la NASA. Está en una órbita que lo lleva a un recorrido escénico de nuestro Sistema Solar. En su mayor distancia del Sol, se aproxima a la órbita de Júpiter. A lo largo de 4,9 años terrestres, viaja hacia el interior, pasando por debajo del cinturón de asteroides principal y la órbita de Marte hasta que oscila justo dentro de la propia órbita de la Tierra. Después de eso, se dirige hacia el Sistema Solar exterior, precisa la agencia espacial de Estados Unidos.

Los objetos en estos tipos de órbitas tienen múltiples orígenes posibles; podría haber sido un cometa, o podría haberse desviado de una población de objetos oscuros en el cinturón de asteroides principales, señala la NASA.

La agencia espacial informa en su web que 2016 WF9 se acercará a la órbita de la Tierra el 25 de febrero de 2017. A una distancia de casi 51 millones de kilómetros de nuestro planeta, este paso no lo acercará particularmente demasiado. La trayectoria de 2016 WF9 es bien entendida, y el objeto no es una amenaza para la Tierra en el futuro previsible, aclara la NASA.

Los científicos consideran que 2016 WF9 es relativamente grande: de aproximadamente 0,3 a 0,6 millas (0,5 a 1 kilómetro). También es bastante oscuro, reflejando sólo un pequeño porcentaje de la luz que cae sobre su superficie.

“2016 WF9 podría tener orígenes cometarios”, dijo el investigador principal adjunto James “Gerbs” Bauer. “Este objeto ilustra que la frontera entre asteroides y cometas es borrosa, tal vez con el tiempo este objeto ha perdido la mayoría de los volátiles que permanecen en o justo debajo de su superficie”.

El cometa llega en enero
Un objeto diferente, descubierto por NEOWISE un mes antes, es más claramente un cometa, liberando polvo al acercarse al Sol. Este cometa, C / 2016 U1 NEOWISE, “tiene una buena posibilidad de ser visible a través de un buen par de binoculares, aunque no podemos estar seguros porque el brillo de un cometa es notoriamente impredecible”, dijo Paul Chodas, del Jet Propulsion Laboratory de la NASA.

Visto desde el hemisferio norte durante la primera semana de 2017, el cometa C / 2016 U1 NEOWISE estará en el cielo sureste poco antes del amanecer. Se está moviendo más al sur cada día y llegará a su punto más cercano al Sol, dentro de la órbita de Mercurio, el 14 de enero, antes de regresar a los confines del Sistema Solar para una órbita de miles de años. Si bien será visible para los observadores del cielo en la Tierra, no se considera una amenaza para nuestro planeta tampoco.

Un comentario en “Llega un cometa y un gigante asteroide

  • el 6 enero 2017 a las 11:53
    Permalink

    Tanto lío y no va a pasar nada porque todos lo que viene de adentro de la galaxia la gravedad de Saturno lo tira para los costados de la Tierra y de afuera son piedras chiquitas por que la galaxia mas cerca esta a varios años luz de distancia. Lo que nos puede complicar es que desde adentro de la vias lactea alguna piedra salga en direccion a la Tierra producto de algun choque. Pero por ahora al planeta los estamos destruyendo entre todos de una forma no tan emocionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *