Mujer pone en alquiler a su esposo

Una mujer británica ofrece los servicios que hace su marido a través de las redes sociales. Tiene miles de solicitudes.

Con lo difícil que es encontrar trabajo redituable, una mujer, madre de tres hijos encuentra una buena forma de ganar dinero ofreciendo los atributos de su marido en el hogar.

James, el marido de Laura Young adquirió habilidades generales en varios que haceres del hogar que pueden sacar de apuros a cualquier mujer. En la lista de habilidades figura; bricolaje, pintura, decoración, mosaico y colocación de alfombras. Y Laura observó que esas habilidades de su marido podrían llegar a faltar en otros hogares, le puso precio para crear “Rent My Handy Husband”.

Un Negocio Lucrativo

Las redes sociales fue el principal trampolín para el alquiler de las habilidades en el hogar de James de 42 años. Y la pagina “Rent My Handy Husband” fue creada por la propia Laura Young en Facebook. La inspiración de Laura sobre este servicio nació cuando escuchó un pódcast sobre la vida de un hombre que ganaba su jornal armando muebles para otras personas.

“Mi marido es muy habilidoso y siempre ha solucionado problemas de mantenimiento y reparaciones que surge en todos los hogares. Por ello alquilo a mi esposo para que haga trabajos ocasionales para mujeres; lo reservo durante semanas a 40 euros por hora”. Y ese fue el primer posteo en Facebook.

Por otro lado, las habilidades de James necesitan la dirección de su esposa Laura, dado que la metódica mente de su marido y parte de sus habilidades| no son casuales. Lo cierto es que el abuelo de James era ingeniero nuclear con lo cual pudo haber heredado cierta genética en cuanto a la investigación. Por otra parte, James fue diagnosticado con autismo. Esto hace que recuerde con detalles todo tipo de información, ademas puede seguir con gran exactitud y dedicación los protocolos de investigación para dar con la mejor solución de un problema.

Como dato curioso del servicio que presta Rent My Handy Husband es que ofrece descuentos especiales para los funcionarios de la salud y para las personas mayor de 65 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *