Nuevos Mesías, sectas y Órdenes III

Los lectores que han llegado hasta el final del artículo anterior, no podrán omitir las revelaciones del presente.

popo-232-3_435x326

Cuantos misterios van surgiendo a través de todas las órdenes, sectas, religiones, se nutrieron de poder, riquezas, guerras, pero la cosa no queda en el oriente cercano sino que se viene mucho más acá.

Mesías y Medios

En una civilización global como la nuestra, donde el conocimiento espiritual y la libertad parecen haber sido manoseadas, habría, obviamente un lugar para que alguien desarrollara un útil y entendible cuerpo de conocimiento acerca del espíritu y la relación del espíritu con el universo.

Porque los fenómenos espirituales comprobables parecen ser consistentes de persona a persona, y de vez en cuando, es probable que todas las realidades espirituales estén arraigadas a leyes consistentes y axiomas, así como la astronomía y las físicas.

Si alguien fuera a descubrir y metódicamente perfilar esas leyes y axiomas, el él o ella estaría haciendo un gran servicio. Tales descubrimientos podrían abrir toda una nueva ciencia. ¿Una persona que haría esto sería un “Mesías?”

Las promesas de un “Mesías” han sido puestas en marcha por muchas grandes religiones, ambas, la inconformista y la Custodial. La palabra “Mesías” ha tenido varios significados, desde simplemente “maestro” a “libertador.” Un “Mesías” podría ser cualquier persona que desarrolla una exitosa ciencia del espíritu a alguien que puede realmente liberar espiritualmente a la raza humana.

A lo largo de la historia, ha habido miles de personas que exigen ser un “Mesías”, o se les ha dado la etiqueta aun cuando no lo exigieron ellos. Tales demandas mesiánicas están normalmente basadas en profecías grabadas antes en la historia, como la leyenda del Mettaya budista, la profecía de la “Segunda Venida” del Libro de Revelaciones, las enseñanzas apocalípticas de Zoroastro, o las profecías hebreas. Muchas personas miran las demandas mesiánicas con absoluto y sincero escepticismo; otros se vuelven ávidos seguidores de un líder quien ellos creen que es el cumplimiento de una profecía religiosa. Esto plantea la pregunta: ¿habrá habido alguna vez, o habrá alguna vez un genuino Mesías? ¿Cómo sería identificada tal persona?

SIGUE EN PAG. 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *