Osiris Rex llega al asteroide Bennu

Luego de un largo viaje, la misión de la NASA se posa en la superficie del asteroide para estudiar su comportamiento durante tres años.

La sonda espacial OSIRIS-REx, luego de su viaje espacial de dos años y tres meses, el pasado lunes hace contacto con el asteroide Bennu. Y ya está operando sobre la temible mole de 490 metros de diámetros, a la cual mapeará e inspeccionará.

Parte del plan también consiste en navegar cerca del asteroide y finalmente posarse en la superficie durante cinco segundos para obtener una muestra. Será entonces cuando comience su viaje de regreso a la Tierra con su preciada carga.

Tras su encuentro, la nave hará un total de cinco pases sobre el polo norte, el ecuador y el polo sur a una distancia de 7 kilómetros. Los principales objetivos científicos de esta Fase Preliminar son estimar la masa de Bennu, refinar el modelo de estado de giro del asteroide y generar un modelo de forma global a una resolución de 75 centímetros.

Ya en la Fase Orbital A, la nave espacial se colocará en una órbita de gravedad alrededor de Bennu por primera vez. No hay requisitos científicos, ya que esta fase está diseñada para proporcionar al equipo de la misión la experiencia de navegar cerca de un cuerpo pequeño. La nave espacial rodeará a Bennu a una distancia entre 1,4 y 2 kilómetros, y

cada órbita durará aproximadamente 50 horas. Esta fase marca lo más cerca que una nave espacial ha orbitado alrededor de un cuerpo pequeño.

Durante esta fase, el equipo de navegación pasará de la navegación basada en estrellas a la navegación basada en puntos de referencia. El uso de puntos de referencia, como rocas y cráteres en la superficie de Bennu, para determinar la posición de OSIRIS-REx permitirá al equipo de navegación maniobrar la nave espacial con mucha precisión, lo que será crítico durante las próximas fases de la misión.

El estudio en profundidad de Bennu comienza durante el Estudio Detallado. OSIRIS-REx realizará múltiples pasadas alrededor de Bennu para producir el amplio rango de ángulos de visión necesarios para observar completamente el asteroide. La nave también utilizará su espectrómetro OTES para mapear la composición química de toda la superficie de Bennu. Las imágenes obtenidas durante esta fase tendrán una resolución lo suficientemente alta como para producir mapas de terreno digitales y mosaicos de imágenes globales para los sitios de muestra propuestos. El terreno de Bennu se examinará a granel y las secciones se clasificarán como «seguras» o «inseguras», con los resultados visualizados en un mapa de peligros.

Un comentario sobre “Osiris Rex llega al asteroide Bennu

  • el 10 diciembre 2018 a las 11:19
    Permalink

    Es la primera vez que se orbita un asteroide que viaja en el espacio a tanta velocidad, la Nasa con eso ya saco la chapa.

Cuéntame qué te gustó de la publicación