Simplemente, Sofía

Ganadora de más de 50 premios, entre ellos dos Oscar y un Bafta, la intérprete celebra sus 80 años sin miedo a confesar su edad y con ganas de seguir celebrando.

Te puede interesar:

  • La autosanación
    En la actualidad, son cada vez más las condiciones médicas que afectan la salud y la calidad de vida de los seres humanos. Muchas personas, no son conscientes del gran…
  • Chocolate; El antioxidante más beneficioso
    En la madre naturaleza están los mejores medicamentos que no fabrican los laboratorios. No estamos haciendo ejercicio de la medicina, pero estos dato…
  • El hombre y su perro
    El nuevo dueño de Reggie ya no sabía qué hacer. Él y su nuevo perro adoptado no se llevaban bien. Reggie…
  • Barbanegra
    Poco se conoce sobre su vida anterior, se piensa que fue uno de los marineros desocupados de la Royal Navy, pero tras la Guerra…
  • El mito del tomar riesgo
    Cómo Realmente Hacerlo Grande. Un lunes de 1987, el mundo terminó. El contagio golpeó primero a Hong Kong

Acá, un repaso a su carrera en diez frases:
-“Cuando era joven, mi madre ganó el concurso Greta Garbo que buscaba posibles estrellas de cine entre más de 3.500 mujeres.
Le ofrecieron ir a Hollywood, pero mi abuela no lo permitió.
De haber ido, ella jamás hubiera conocido a mi padre”.
-“Tenía tanto miedo de desmayarme en el escenario que prefería hacerlo en mi casa en Italia”.
Cuando CaryGrant me llamó para decirme que había ganado tuve la sensación de que había logrado algo verdaderamente importante, de que era una estrella de verdad y nada podía vencerme”.

Esto tras no ir a buscar el premio Oscar ganado en 1962.
-“Cuando conocí a Vittorio (de Sica) le conté que no lograba pasar ningún casting, quizá por ser timada o por tener la nariz demasiado grande.
Él me contrato sin hacerme una prueba.
Trabajar con él en “El oro de Nápoles” (1954) lanzó mi carrera”.
-“En el rodaje se encontraban los mejores bailarines de flamenco de la época.
Lo pasé fatal, así que recurrí a mi sangre napolitana para salir del paso”, cuenta tras grabar “Orgullo y pasión” (1957) junto a Frank Sinata y Grant.
-“Mi padre nos abandonó a mi madre, a mi hermana y a mí y en esa época pasé hambre.
Hasta el punto de dolerme el estómago”.
-“En Roma intentaba por todos los medios ser aceptada en el mundo del cine.
No conocía a nadie y no fue fácil al principio”.
-“Rodé imágenes muy bonitas y trabajar con Gregory Peck y el resto de los actores fue maravilloso.
Pero la historia era muy enrevesada y he de reconocer que nunca entendía nada de lo que ocurría en la película”, en referencia a “Arabesque” (1966).
-Sobre su actor favorito de la actualidad: “Acepté rodar Nine (2009) por saber qué iban a hacer en Hollywood con el clásico de Fellini y especialmente por compartir plano con Daniel Day Lewis, el mejor actor de hoy en día”.
-“A una actriz de ahora que quiere triunfar le diría que tiene que de verdad saber lo que quiere, pensar en actuar y en triunfar todos los días de su vida, conocer a la gente adecuada y ser fuerte.

Vivir obsesionada con el éxito es la forma de logarlo”.
-“No recibí ningún tipo de educación y por eso, cuando salí al mundo, siempre tenía la sensación de que iba a fallar.
Esa actitud me hizo sufrir mucho en la vida.
Intenté educarme a mí misma a partir de lo que mucho que me daba la vida”.
Sophia Loren, nombre artístico de SofiaVillaniScicolone(Roma, 20 de septiembre de 1934, es una actriz ganadora de unos 50 premios internacionales, entre ellos dos premios Óscar (uno de ellos honorífico) y un premio BAFTA; así mismo fue candidata varias veces a los Globos de Oro.
Su carrera comenzó en 1950, año en el que llamó la atención del productor Carlo Ponti, que más tarde sería su marido.
Desde entonces, Sophia Loren ha actuado en decenas de películas, algunas de ellas aclamadas por la crítica cinematográfica, entre las que destacan producciones como El pistolero de Cheyenne, Dos mujeres (por la cual ganó 22 premios, entre ellos su primer Óscar) y El Cid.
Es una de las actrices más destacadas de la segunda mitad del siglo XX y considerada como una de las grandes estrellas del cine. En 1999, el American Film Institute la declaró como una de las intérpretes más importantes de todos los tiempos y una de las últimas leyendas supervivientes del cine clásico de Hollywood.

sofía-242-1_435x250

Infancia y juventud
¡Yo no soy italiana: soy napolitana! ¡Es otra cosa!
(En una entrevista con Bárbara Walters.
Hija de la maestra de pianoRomildaVillani y el ingeniero RiccardoScicolone, Sophia Loren nació en la Clínica Reina Margarita de Roma, pero creció en Pozzuoli (cerca de Nápoles) durante la Segunda Guerra Mundial, con su madre y su hermana Anna María.
Se cuenta que Sophia y su familia tuvieron que trasladarse a Nápoles para instalarse en casa de su abuela y poder subsistir, pues su padre se desentendió de ellas y las condiciones de vida en Roma eran muy malas debido a la guerra.
Montaron una taberna, frecuentada por militares norteamericanos, donde la madre tocaba el piano.
Su padre Riccardo tuvo dos hijos más, producto de otra relación: Giuliano y Giuseppe.
Loren comenzó su carrera de actriz a comienzos de los años 1950, con pequeños papeles en películas italianas.
En esos tiempos, actuó como extra junto con su madre en la película Quo Vadis, que fue filmada en Roma.
Trabajó también como modelo en fotonovelas semanales (fotoromanzi), acreditada como SofiaVillani o SofiaLazzaro.
Participó en varios concursos de belleza, en los cuales ganó varios premios y conoció a su futuro marido, Carlo Ponti, productor de películas, con quien se casó el 17 de septiembre de 1957.

Juntos tienen dos hijos, Carlo Ponti Jr. y EdoardoPonti.
El matrimonio fue anulado temporalmente para evitar una demanda legal contra Ponti, acusado de bigamia, y se casaron nuevamente en 1966.
La carrera de Sophia comenzó a despegar cuando conoció, en 1954, a Vittorio De Sica y a MarcelloMastroianni.
Al igual que Claudia Cardinale, Gina Lollobrigida y Lucía Bosé, fue incluida en el grupo de bellezas italianas que aunaban picardía y emociones en las películas más amables del neorrealismo italiano.
En cierta manera, Sophia era el reverso de Anna Magnani, considerada menos bella y más emocional.
En la segunda mitad de los años 1950, Sophia ya era popular en Hollywood al haber representado personajes principales femeninos en trabajos con Frank Sinatra y CaryGrant.

La actriz firmó un contrato por cinco películas con los Estudios Paramount.
Entre sus trabajos de esta época están: Deseo bajo los olmos (DesireUndertheElms, con Anthony Perkins), Orgullo y pasión (con CaryGrant y Frank Sinatra), Houseboat (nuevamente con CaryGrant) y Heller in PinkTights (El pistolero de Cheyenne, 1960), junto a Anthony Quinn y bajo la dirección de George Cukor.
Sophia Loren se ganó el respeto de la audiencia por su participación en dramas y comedias, especialmente en proyectos italianos, donde podía hablar su idioma natal y expresarse de manera más libre.
En 1960, su actuación en La ciociara (Dos mujeres), película dirigida por Vittorio de Sica según un relato de Alberto Moravia, dio un giro a su carrera.
En ella encarna a una madre, violada junto con su hija durante la Reconquista de Italia (1943-45).

Ganó 22 premios de interpretación, entre ellos los más prestigiosos: los de mejor actriz en los festivales de Cannes, Berlín y Venecia, así como el premio Óscar.
Fue la primera persona que lo ganaba con una actuación en un idioma no inglés.
Loren ha sido admirada durante décadas por su imagen de exuberante belleza, que ha mantenido en gran medida hasta edad madura; sin embargo, es también reconocida por su inteligencia y agudeza.
A partir de la década de 1960, trabajó representando personajes históricos y en películas rodadas en coproducción, como El Cid de Anthony Mann (en la que encarnó a Doña Jimena), La caída del imperio romano, La condesa de Hong Kong (con Marlon Brando, dirigida por Charles Chaplin), la adaptación del musical El hombre de La Mancha (con Peter O’Toole) y El puente de Cassandra.
También hay que citar la película de intriga Arabesque (con Gregory Peck), Lady L (con Paul Newman) y otros trabajos con Clark Gable, Peter Sellers, John Wayne, William Holden y George Sanders, entre otros.
Habría que hacer un recuento para saber con cuantos de los grandes de Hollywood no trabajó.

De todas formas, la aportación más valiosa de Sophia Loren radica en las películas rodadas en su lengua natal, comoMatrimonio a la italiana (1964), de Vittorio de Sica, y Una giornataparticolare (1977), de EttoreScola, ambas con MarcelloMastroianni.Posteriormente, espació sus apariciones en el cine para volcarse en el cuidado de sus hijos.
Hay un personaje multimillonarísimo que se complace en sacarse los gustos, cuesten lo que cuesten e inclusive patrocinar a muchos intelectuales e invertir en ellos desinteresadamente.
Hete aquí que Carlos Slim festeja los 80 años de Sofia Loren.
El magnate de las telecomunicaciones mexicanas es el anfitrión de una cena de gala en honor a la leyenda italiana
El Museo Soumaya, propiedad del empresario, muestra una retrospectiva de la actriz

Sofia Loren no recibió sus 80 años en su natal Roma ni en su amada Nápoles.
Lo hizo a los pies de la vanguardista estructura del Museo Soumaya, al poniente de la Ciudad de México, propiedad del empresario Carlos Slim. El magnate de las telecomunicaciones tiró la casa por la ventana para festejar el aniversario de una de las últimas leyendas vivas del cine italiano que comenzó a forjarse en los años cincuenta de la mano de Vittorio de Sica.
El segundo hombre más rico del mundo ha estado personalmente pendiente de la organización de los múltiples eventos que rendirán honor a Loren en la capital de México.

El más vistoso fue la gala celebrada la noche de este sábado en el museo que lleva el nombre de la difunta esposa del empresario.
En solo tres años el edificio, cubierto con placas de acero, se ha convertido en un hito arquitectónico de la ciudad.
A los pies de esta torre de escamas color plata desfilaron en una alfombra roja los actores Andy García, Forest Whitaker y Jon Voight, además del periodista estadounidense Larry King y el cantante Miguel Bosé, entre otros.
A partir de este domingo el museo mostrará la exposición Sofía Loren: ayer, hoy y mañana – que toma el nombre de una película donde De Sica la dirigió junto a MarcelloMastroianni en 1963– que reúne poco más de 50 recuerdos de la trayectoria de la diva.
“Hay vestuario de sus películas, algunos carteles y revistas”, dijo Slim el pasado jueves en una conferencia de prensa donde acompañó a Loren. Entre esos objetos también podrán ser apreciados los reconocimientos que obtuvo, como el Oscar a mejor actriz por La ciociara (1960) y los galardones otorgados en los festivales de cine de Berlín y Cannes.
Loren admitió que la idea de la celebración se le ocurrió a Carlos Slim hace dos años.
“Él tuvo la idea de hacer esta exposición, que me tiene fascinada. Me propuso hacerla aquí.

Ya la vi, es una muestra impresionante y todo está reunido bajo un solo techo.
Es un museo muy grande y observar lo que tiene me conmueve muchísimo. Me siento sumamente conmovida”, dijo la actriz.
Slim y Loren se conocieron en noviembre de 2011 en el Festival de cine de Acapulco, en el Pacífico mexicano.
Desde entonces la prensa mexicana ha especulado con una relación amorosa entre el magnate y la actriz, que quedó viuda tras la muerte de Carlo Ponti en enero de 2007.
La Cineteca Nacional también exhibirá un ciclo de cinco películas protagonizadas por la musa de DeSica.
Entre ellas se encuentra Dos mujeres, que le hizo ganadora del premio de la Academia estadounidense, Matrimonio all’italiana (1964) y Pane, amore e… (1955).
Su paso por Hollywood también será revisado a través de Arabesque (1966), de Stanley Donen, y Pret a Porter (1994), la película de Robert Altman donde actuaron juntos por última vez Loren y Mastroianni.

Este domingo Carlo Ponti, el primogénito de Loren, dirigió a la Orquesta del Palacio de Minería para interpretar las canciones preferidas de su madre.
En el Teatro de la Ciudad sonaron las legendarias notas escritas por Nino Rota que dieron vida al inconfundible tema de La Strada de Fellini, una cinta que fue producida por Ponti.
También se interpretó el tema de La ciocara, compuesto por Armando Trovaioli.
El resto fueron composiciones de Beethoven, Rimski-Korsakov y la canción napolitana de Tchaikovsky.
Los festejos por el aniversario de la diva no se quedarán en México.
Su Italia natal también prepara una serie de eventos para conmemorarla. El libro Ayer, hoy y mañana comenzará a circular relatando cómo la hija ilegítima de una actriz que nació en medio de una terrible pobreza se convirtió en una de las leyendas del cine mundial.
Las memorias están llenas de detalles y anécdotas.
Entre ellas, las revelaciones de cuán enamorado estaba CaryGrant de ella y cómo frenó los arriesgados lances amorosos de un insistente Marlon Brando.
De la parte de su Carrera que no hemos hablado es en 1991, recibió un premio Óscar Honorífico por su contribución a la industria cinematográfica.
Tres años más tarde, regresó a la gran pantalla para participar en la película Prêt-à-Porter, de Robert Altman, donde compartió escena con MarcelloMastroianni, Julia Roberts, Tim Robbins, Kim Basinger, Lauren Bacall y Tracy Ullman.
Su actuación la hizo acreedora de una nueva nominación al premio Globo de Oro en la categoría de “mejor actriz de reparto”.

Su siguiente trabajo en el cine tuvo lugar en la comedia de 1995 Discordias a la carta, en la que trabajó junto a Ann-Margret, Walter Matthau y Jack Lemmon.
Esta película alcanzó un considerable éxito de taquilla.
En ese mismo año, la actriz recibió un nuevo galardón en reconocimiento a su trayectoria profesional, el premio Cecil B. DeMille. Posteriormente apareció en producciones italianas como Francesca e Nunziata (2001) y Peperoniripieni e pesci in faccia (2004).
En 2009, volvió a aparecer en una producción estadounidense: la película Nine, adaptación cinematográfica dirigida por Rob Marshall del musical homónimo de Broadway; actuaron también en esa película Daniel Day-Lewis, Penelope Cruz, Fergie, Kate Hudson, Marion Cotillard y Nicole Kidman.

El elenco protagonista del filme fue nominado al Premio del Sindicato de Actores como “mejor reparto”, si bien Nine no alcanzó el éxito comercial y crítico esperado.
En 2013, Sophia Loren trabajó en una adaptación de la obra de teatro de Jean CocteauLa voz humana (La Voixhumaine, 1930); la película es un cortometraje que fue dirigido por EdoardoPonti (n. 1973), hijo de la actriz y Carlo Ponti.
En 2014, el American Film Institute galardonó a la actriz con un premio a la trayectoria.
Después de tanto trabajo creo que ha llegado el momento del reposo del guerrero. Económicamente está cómoda, no necesita como algunos a salir a aceptar papeles vergonzantes que le produzcan algún soldi per vivere.

Pero si cuaja por qué no que la gran diva nos dé una sorpresa con una napolitanada suya.

$ 50 Doble tela y fina textura

2 comentarios en «Simplemente, Sofía»

  • el 26 septiembre 2014 a las 11:10
    Enlace permanente

    Que cinturita cuando de joven? cualquiera de las de ahora se mueren de envidia…Mirenlan a lado del millonario Slim, parece que a ella no le pasar los años.

  • el 28 septiembre 2014 a las 21:43
    Enlace permanente

    Es una de las diosas de holywwod que va quedando. Estaba refuerte cuando era mas joven y ahora es una veterana que tiene lo suyo-pero cuando era mas joven aprovecho sus encantos y se caso con un director de cine que le hizo hacer peliculas a cada rato jejejejeje…bien por sofia loren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *