13 cosas que domina en su vida Taylor Swift

La estrella pop que llega a los 30, cuenta aquellas cosas que tuvo que vencer en su camino. Ya no se preocupa por su sobrepeso, las redes sociales, las presiones de la fama y otros tantos detalles que cuenta para la portada de ELLE.

Los 30 años los cumplirá el el 13 de diciembre, mientras esa fecha llega, Taylor Swift hace un inventario sobre 13 cosas con las que tuvo que hacer frente y controlar en su vida.

¿Con cuál te identificas?

1. Desactivó los comentarios en sus publicaciones de Instagram para no depender de la aprobación de extraños. Esto con el fin de aumentar su autoestima.

«Creo que necesitar menos elogios de internet para satisfacer tu autoestima es saludable, especialmente cuando tres comentarios más abajo podrías ver sin querer a alguien diciéndote que te ves como una comadreja que fue atropellada por un camión y restaurada por un taxidermista ebrio», dice Taylor.

2. Se está esforzando por amar y aceptar su cuerpo tal cual es.

«Aprendí a dejar de odiar cada gramo de grasa de mi cuerpo. Trabajé muy duro para reprogramar mi cerebro y enseñarle que un poco de peso extra significa curvas, pelo más brillante y más energía», escribe Taylor. «Creo que muchas de nosotras exigimos los límites de las dietas, pero llevarlas demasiado lejos puede ser muy peligroso. No hay soluciones rápidas. Trabajo todos los días para aceptar mi cuerpo».

3. Le «aterraba completamente salir de gira» tras el ataque terrorista en el concierto de Ariana Grande en Manchester y la matanza en un concierto en Las Vegas en 2017.

«Mi miedo a la violencia se metió en mi vida personal», dice. «Llevo conmigo apósitos QuikClot de calidad militar, que son para heridas de bala o puñaladas. Hay sitios web y tabloides que se han encargado de publicar en internet las direcciones de cada domicilio que he tenido. Cuando suficientes acosadores han intentado meterse en tu casa, comienzas a prepararte para cosas malas».

4. Taylor cree incondicionalmente en las víctimas de abuso sexual que hacen públicas sus historias.

«Contar algo así implica atravesar un proceso angustioso. Lo sé porque mi juicio por agresión sexual fue una experiencia horrible y desmoralizadora», escribe. «Creo a las víctimas porque conozco de primera mano la vergüenza y el estigma que vienen con levantar la mano y decir ‘Esto me sucedió a mí’. Es algo que nadie elegiría para sí misma».

5. Aprendió a reconocer sus cicatrices de la infancia y a trabajarlas en lugar de permitir que la dominen.

«Aún tengo ‘flashbacks’ de forma recurrente acerca de sentarme sola en la mesa durante el almuerzo o esconderme en un cubículo del baño, o intentar hacer un nuevo amigo/a y que se rían de mí. Durante mis veintes, me vi rodeada de chicas que querían ser mis amigas. Así que lo grité desde todas las azoteas, publiqué fotos y celebré mi nueva aceptación en sociedad, sin darme cuenta de que otras personas podrían sentirse como yo me sentía cuando estaba muy sola», escribe Taylor.

6. Sus pleitos públicos le han enseñado que una forma muy sencilla de lidiar con conflictos superficiales es reírse de ellos.

«Algunos años atrás, alguien comenzó una campaña de odio llamándome ‘serpiente’ en internet», cuenta acerca de su drama con Kim Kardashian. «El hecho de que tantas personas se sumaran hizo que me sintiera peor de lo que jamás me había sentido en mi vida, pero no puedo explicar cuánto tuve que contenerme para no reír cada vez que mi cobra inflable de 19 metros (63 pies) llamada Karyn salía al escenario frente a 60.000 fans enardecidos».

7. Se tomó el tiempo de educarse sobre política antes de hablar acerca de sus creencias, pero reconoce que tiene la responsabilidad de utilizar su influencia para el bien.

«Utilizar mensajes sutiles para incitar al racismo y causar miedo no es lo que quiero de nuestros líderes, y me di cuenta de que tengo la responsabilidad de utilizar mi influencia contra ese repugnante discurso», dice. «Voy a hacer más para ayudar. Nos espera una importante contienda el año próximo».

Pero también nos enseñó algunas lecciones menos «filosóficas»…

8. Como la importancia de aprender a preparar un buen trago sencillo.

Taylor recomienda los «Pimm’s cup, Aperol spritz, old-fashioned y mojitos».

9. Y encontrar algunas recetas con las que sepas que puedes lucirte en la cocina.

10. Las cintas adhesivas con velcro son útiles si no quieres agujerear las paredes.

11. ¡Tomen vitaminas, chicos!

«Tomo L-teanina, que es un suplemento natural para ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad. También tomo magnesio para la salud y energía musculares», escribe Taylor Swift, también conocida como «La amiga mamá».

12. Asegúrate de cuidar tu piel, y recuerda que NO deberías usar marcadores Sharpie como delineador.

«Luego de dormir con el maquillaje puesto durante mi adolescencia y al principio de mis veintes… sentí que necesitaba comenzar a ser más amigable con mi piel», nos cuenta Taylor. «Ahora me humecto la cara cada noche y me pongo loción corporal luego de bañarme, no solo en invierno sino también durante todo el año, porque ¡¿hay motivo para no estar suave durante todas las estaciones?!».

13. Y, por último, que deberíamos jugar y experimentar más con la ropa.

«Si miras fotos de algunos de tus estilos antiguos y no sientes vergüenza, estás haciendo algo mal», escribe.

La edición de abril de ELLE llega a los puestos de revistas el 26 de marzo.

Deja tu comentario