Charles Darwin

De adolescente fui un fanático de la persona de Charles Darwin.

Quiźas por su apostolado en post de la ciencia y del viaje del Beagle me fueron seduciendo. Algo que no me pasaba con von Humbolt, que también tuvo lo suyo y creo que se debe mucho a Fitzroy, porque al final la crónica del viaje estaba redactada en lo sustancial por Darwin, pero la forma se la dio Fitzroy.

De no ser así no se justifica que me haya apasionado tanto uno y no tanto el otro, claro que Darwin anduvo por estos pagos y von Humbolt se dedicó más al norte de Sudamérica, pero no le quito que fue un humanista de primera línea y un científico de raza, algún día podremos escribir sobre él como científico y algo sobre su vinculación con el esoterismo masónico.

Charles Darwin y la teoría de la evolución

Nació en Inglaterra el 12 de febrero de 1809 y murió el 19 de abril de 1882.

Fue un naturalista que postuló que todas las especies de seres vivos han evolucionado con el tiempo a partir de un antepasado común mediante un proceso denominado selección natural.

Con todo a pesar de su teoría de la evolución no le pasó lo mismo que a Galileo Galilei por afirmar que la tierra se movía y la Inquisición y el papa Urbano VIII, que pasó de íntimo amigo de Galileo a su acérrimo perseguidor hasta que con la ayuda del Tribunal de la Santa Inquisición lo guardaron en prisión domiciliaria perpetua, sin permitirle ir a tratarse con sus médicos ni asistir al sepelio de su hija monja, por haber una afirmación en tal sentido.

O como le pasó mucho antes al Giordano Bruno, que le quemaron en una pira por mantener ideas que no eran del agrado del mismo tribunal.

La teoría de la evolución si no hubiera sido por un inglés en Inglaterra la Santa Inquisición le habría aplicado el reglamento, pero se salvó porque la Iglesia Anglicana no comulga con el papa.

La evolución fue aceptada como un hecho por la comunidad científica y por buena parte del público en vida de Darwin, mientras que su teoría de la evolución mediante selección natural no fue considerada como la explicación primaria del proceso evolutivo hasta los años 1930.

Actualmente constituye la base de la síntesis evolutiva moderna.

Con sus modificaciones, los descubrimientos científicos de Darwin aún siguen siendo el acta fundacional de la biología como ciencia, puesto que constituyen una explicación lógica que unifica las observaciones sobre la diversidad de la vida.

Con apenas 16 años Darwin ingresó en la Universidad de Edimburgo, aunque paulatinamente fue dejando de lado sus estudios de medicina para dedicarse a la investigación de invertebrados marinos.

Posteriormente, la Universidad de Cambridge dio alas a su pasión por las ciencias naturales.

El segundo viaje del HMS Beagle consolidó su fama como eminente geólogo, cuyas observaciones y teorías apoyaban las ideas uniformistas de Charles Lyell, mientras que la publicación del diario de su viaje lo hizo célebre como escritor popular.

Intrigado por la distribución geográfica de la vida salvaje y por los fósiles que recolectó en su periplo, Darwin investigó sobre el hecho de la transmutación de las especies y concibió su teoría de la selección natural en 1838.

Aunque discutió sus ideas con algunos naturalistas, necesitaba tiempo para realizar una investigación exhaustiva, y sus trabajos geológicos tenían prioridad.

Se encontraba redactando su teoría en 1858 cuando Alfred Russel Wallace le envió un ensayo que describía la misma idea, urgiéndole Darwin a realizar una publicación conjunta de ambas teorías.

Sigue en pag. 2

$ 50 Doble tela y fina textura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *