Denuncia a su vecino por el olor a asado

Una mujer vegana lleva a juicio a su vecino por el continuo olor a asado que llega a su jardín. La demandante sostiene, que cuando su vecino usar la parrilla, invade deliberadamente sus derechos.

También te puede interesar

Las tensiones entre veganos y los que no lo son, llega al límite en una disputa vecinal. En Australia, una mujer presentó ante la corte una sorprendente demanda contra su vecino por invadir sus derechos a recibir olores que considera contaminantes para su estilo de vida. Su denuncia se basa en que su vecino utiliza la parrilla con fines de causarle molestias. Ella sostiene que su vecino sabe que ella se opone a la ingestión de derivados de animales como las carnes, y aún así, deliberadamente realizar periódicamente asados.

Cilla Carden, es una terapeuta australiana, que presentó esta semana el litigio contra un propietario lindero a su casa, por entender que éste, realiza sus hábitos gastronómicos para perjudicarla. Por ahora, la corte ha desestimado sus quejas.

La demandante, nacida en la ciudad australiana de Perth, entiende que su vecino esta violentando su estilo de vida vegano. Pues a pesar que ella le ha comunicado en varias ocasiones su rechazo total a los productos que provengan de los animales, su vecino enciende cotidianamente la parrilla invadiendo de forma abusiva a su jardín, con el humo de sus carnes asadas. Esta disputa no resuelta a nivel personal, hace que Cilla intente llevar a su vecino ante la corte de Perth. La denuncia exige a la corte, que le haga un llamado al orden a su vecino, con el fin de impedirle generar el constante olor a carne y pescado de sus barbacoas, el humo de sus cigarrillos, y además lo denuncia por ruidos molestos, ya que en los asados, participarían otras personas.

Según su propia versión, ella cree que estos actos no son simples acciones cotidianas, sino que lo hacen deliberadamente para molestarla.

«Lo pusieron justo al lado de mi cerca para que huela a pescado, todo lo que puedo oler es pescado», declaró la mujer a la televisora local 9News. Sin embargo por ahora, la corte ha desechado la demanda en contra el ciudadano denominado ‘el parrillero’, ya que por ‘obvias razones’, el vecino ha solicitado que su nombre se mantenga en el anonimato.

Carden, es una terapeuta que residente de Girrawheen, en los suburbios del norte de Perth, y la disputa que mantiene con su vecino, sirve de testimonio para otras realidades que ocurren alrededor del mundo entre estas dos sociedades o estilos gastronómicos, por ahora, irreconciliables.

Deja tu comentario