Disparo letal, ‘La historia de Blunt Force Trauma’

Una moderna forma de hacer un show, llevando a la práctica los antiguos duelos del lejano oeste. La historia es buena, aunque hay 15 minutos para el olvido. En la antigüedad, el pistolero más rápido era el más temido, sin embargo siempre había un pistolero más joven, con ánimo de sobresalir o de revancha, que quiere cruzarse con el famoso matón.

El director del film Ken Sanzel, ha escrito y producido series para la televisión americana, y a pesar de ser joven tiene experiencia, y suponemos que sabe lo que espera la gente, antes de pagar la entrada y sentarse en la butaca del cine.

Disparo letal, o La historia de Blunt Force Trauma, tiene una interesante historia, donde se cruzan un pistolero, y una pistolera, llevando adelante su profesión del revolver más rápido, a cambio de dinero. Hasta allí, podríamos esperar que la receta de siempre, un buen guión, buenas escenas de acción, un poco de efectos, y buenas actuaciones, hicieran el resto.

Sin embargo, a pesar de que la historia reunía una serie de condimentos interesantes, a Sanzel la receta no le quedó bien. Con el traje de pistolero, Ryan Kwanten nunca se halló. Menos pudo sostener creíble su historia y el romance con la pistolera (Freida Pinto). Y aunque la actriz hindú no esta tan mal, no es tan conocida por esta latitudes (Desert Dancer), como para llevar adelante la película.

La última gota que desborda el vaso, fue la actuación de Mickey Rourke. El actor y boxeador neoyorkino de 63 años, está listo para mostrar su nueva pasada por el quirófano, y su nuevo look. En la hora 35 que dura la película, todos esperaban ver al ‘haz del gatillo’, al tipo más rápido, al pistolero que estaba por encima del dinero, y a quien todos quería cruzarse en el duelo final.

Todo se resume en 15 minutos. Dicen cualquier obra tiene dos cosas básicas en lo que no le podes errar; un buen comienzo, y un buen final. Le podes errar en todo lo demás, realmente la gente se puede olvidar. Pero el principio, te cuenta como empieza la cosa, y el final es lo último que retiene tus retinas. Y para los que seguimos el cine, el papel que interpreta Mickey Rourke, está totalmente desinflado, no cumple las expectativas del hilo de la trama; son 15 minutos para el olvido.

Un comentario sobre “Disparo letal, ‘La historia de Blunt Force Trauma’

  • el 30 octubre 2015 a las 11:46
    Permalink

    No me la pintas como buena, no le pones mas estrellitas a las pelis oscar?

Deja tu comentario