Gabriel Terra

Por Nico medes

Con los bomberos a la cabeza y comandado por su cuñado, en 1933 comenzaría un momento oscuro en el Uruguay llamado ‘La dictadura de Terra’.

José Luis Gabriel Terra (Montevideo, 1 de agosto de 1873 – Ib., 15 de septiembre de 1942), abogado y político de Uruguay, Presidente constitucional entre 1931 y 1933, de facto entre marzo de 1933 y mayo de 1934, e interino hasta junio de 1938.

Carrera política
Graduado de abogado en 1895, fue diputado, ministro del presidente Claudio Williman, miembro de la Asamblea Constituyente en 1917, ministro del presidente Baltasar Brum y miembro del Consejo Nacional de Administración entre 1903 y 1911. Integrante del Partido Colorado, aunque independiente muchas veces de las posturas dominantes de su líder, José Batlle y Ordóñez, y experto en temas económicos y diplomáticos, su candidatura a la presidencia en 1930 fue opuesta a la de Pedro Manini Ríos, correligionario suyo.

Presidencia de la República
El 1 de marzo de 1931 asumió la Presidencia de la República para el período 1931-1938. Se opuso desde un principio a la Constitución de 1918. El 31 de marzo de 1933, con el apoyo de la Policía, dirigida por su cuñado, Alfredo Baldomir, el Ejército y el sector mayoritario del Partido Nacional, dirigido por Luis Alberto de Herrera, dio un Golpe de Estado por el que se disolvió el Parlamento y se censuró la prensa. El período inaugurado por dicho golpe se conoce como Dictadura de Terra.

Instauró un gobierno de carácter conservador, autoritario y antiliberal al que se opusieron el batllismo y la izquierda. En 1934 hizo promulgar una nueva Constitución Política de carácter presidencialista, que tuvo vigencia plena hasta 1942. Fue elegido nuevamente Presidente Constitucional para el período 1934-1938, y desempeñó el mando hasta el 19 de junio de 1938.
Durante su mandato se desarrolló una política industrializadora de sustitución de importaciones y se realizaron obras públicas de importancia, como la represa de Rincón del Bonete, comenzada a construir en 1937. Rompió relaciones diplomáticas con la Unión Soviética en 1935 y reconoció al gobierno de Francisco Franco en 1936. Salió airoso de un atentado contra su vida en junio de 1935 y pudo igualmente sofocar un levantamiento armado contra su gobierno, ocurrido en el mismo año.

Dictadura de Terra
Se denomina Dictadura de Terra a un período histórico de Uruguay que comienza con el golpe de estado dado por Gabriel Terra, el 31 de marzo de 1933, desde el Cuerpo de Bomberos y con el sólo apoyo de la Policía, dirigida por su cuñado Alfredo Baldomir.
El 1 de marzo de 1931 asumió la Presidencia de la República para el período 1931-1938. Se opuso desde un principio a la Constitución de 1918. El 31 de marzo de 1933, con el apoyo de la Policía, dirigida por su cuñado, Alfredo Baldomir, el Ejército y el sector mayoritario del Partido Nacional, dirigido por Luis Alberto de Herrera, dio un Golpe de Estado por el que se disolvió el Parlamento y se censuró la prensa. El período inaugurado por dicho golpe se conoce como Dictadura de Terra. Ese día el presidente Terra disuelve las cámaras legislativas y cesa en sus cargos a los integrantes del Consejo Nacional de Administración. El golpe fue el resultado del enfrentamiento entre conservadores catolicistas (similar a los falangistas españoles) y liberales ateístas, más que entre partidos políticos. Siendo Gabriel Terra un batllista, como tal ateísta y liberal, pasa al bando conservador luego del casamiento por la Iglesia Católica de su hermana con Alfredo Baldomir. El mismo 31 de marzo comienzan las persecuciones y detenciones políticas, y culmina trágicamente con el suicidio del ex presidente y consejero de la República, Baltasar Brum, que de esta manera marcó su protesta por el quiebre institucional.

Durante los años 1934 y 1935 hubo muchos momentos de tensión política, con intentos de rebelión que fracasaron, como la intentona revolucionaria de 1935, cuyo principal enfrentamiento fue la Escaramuza de Paso Morlán, el 28 de febrero de 1935, que fue rápidamente reprimida por las fuerzas policiales. La acción de Paso Morlán fue seguida por detenciones, destierros y confinamiento de 70 presos políticos en la Isla de Flores, entre ellos el socialista Emilio Frugoni, el nacionalista Gustavo Gallinal, el batllista Luis Batlle Berres, el escritor Francisco «Paco» Espínola y el investigador veterinario Miguel C. Rubino. Fueron detenidos, encarcelados o perdieron sus puestos públicos aquellos profesionales universitarios que no firmaran una carta de adhesión expresa al régimen de Terra. Muchos debieron escapar a Argentina para no ser apresados e internados en la Isla de Flores. Otra víctima de la Dictadura de Terra fue el Doctor Julio César Grauert quien, baleado por policía al regresar de un acto político, el 26 de octubre de 1933, fue dejado sin atención médica y murió de gangrena.
La política exterior de la Dictadura de Terra fue de alineación con EE. UU. e Inglaterra en sus comienzos. Roosevelt visita Uruguay en 1936. En 1935 pacta el pago de la deuda con Inglaterra y compra de carbón. El pago se realiza en especies, sobre todo carne condensada y enlatada conocido como corned beef. Rompe relaciones con la URSS en 1935 y la República española, para adherirse a la causa falangista española. Al mismo tiempo establece estrechos vínculos con la Italia de Mussolini y la Alemania de Hitler, de quien obtiene fondos para la construcción de la presa Rincón del Bonete.

Gabriel Terra reforma la Constitución en 1934, y el 27 de marzo de 1938 se producen las elecciones nacionales, a las que no concurren el Nacionalismo Independiente y el Batllismo. Alfredo Baldomir adquiere sin mayores problemas la mayoría de los votos emitidos y se convierte en Presidente de la República el 19 de julio de 1938.

Un comentario en “Gabriel Terra

  • el 24 marzo 2017 a las 09:46
    Permalink

    Lo bueno que sacamos de las dictaduras es que existía mas seguridad y que las familias y las amistades parecían mas unidas que en la actualidad, pero todas las dictaduras tienen un precio.

Deja tu comentario