Las drogas de la nena

Ashley Carol estaba fuera de casa y necesitaba algo que se hallaba en su habitación.

Le envió un mensaje a su madre para que le ayudara a encontrarlo… pero no contaba con que ese simple detalle se convertiría en una anécdota que está haciendo reír a las redes sociales.

La joven de 17 años, originaria de Texas, se encontraba con una amiga, quien le pidió un pequeño favor.
Ashley no dudó en apoyarla y se comunicó con su madre.
Todo comenzó con este mensaje: “Mamá, ¿podrías colocar la calculadora negra en el buzón, por favor? MJ la necesita para su examen de admisión”.

“Seguro que sí. ¿Está en tu habitación?”, escribió la madre. “Probablemente en el cajón de mi mesa de noche.
O en el cuarto de juegos, no sé”, contestó la Ashley.

La pesadilla de toda madre

Cuando la mujer entró a la habitación de su hija, encontró sobre la mesa algo que la dejó impactada.
Se trataba de una bolsa con varias píldoras de colores.

De inmediato, y aprovechando que estaban en contacto por mensajes, le tomó una foto de la bolsa y se la envió a Ashley.
“¿Qué es esto? –reclamó la madre–.
No tendré drogas en mi casa.
Ven ahora mismo. Tan pronto como tu padre llegue de California discutiremos las consecuencias.
De momento, estás castigada y no saldrás de casa.
Regresa en este instante”.

Una madre quedó impactada cuando encontró esto en el cuarto de su hija.
El enojo de la madre creció aún más cuando Ashley decidió no regresar a casa en ese momento.
Incluso, le envió un mensaje en el que se reía.
Estaba por responderle, cuando su hija le respondió:
“Mamá, no son drogas”.
Y en un siguiente mensaje, le escribió: “Colócalas en agua”.
Ante la incredulidad, la mujer le preguntó “¿Por qué?”.
La respuesta de Ashley fue directa: “Solo hazlo”.

Todavía molesta, la mamá de Ashley decidió hacerle caso. Fue a la cocina, tomó un vaso, lo llenó de agua y colocó cuatro de las píldoras de colores que había encontrado en el cuarto de su hija.
En unos cuantos minutos, el resultado le produjo tanta risa, que decidió tomarle una foto y enviársela a su hija.

Al sumergir las pastillas en agua, este fue el resultado.
Al darse cuenta de que no se trataba de drogas sino de dinosaurios de goma, la madre de Ashley se limitó a responderle a su hija “No importa. Ya no tienes que venir a casa”.

Tras las risas de su hija, la mujer justificó sus razones para haber dudado.

“¿Y como para qué comprarías esto?
Pensé que tenías 16 años, no 7”.
La respuesta de su hija fue sencilla, pero efectiva: “No sé, se ven cool”.
Ashley publicó en Twitter la divertida conversación con su madre, así como las fotos.

En cuatro días, ya ha acumulado más de 34 mil retuits y casi 50 mil Me gusta.

No siempre los hijos son culpables.

3 comentarios en «Las drogas de la nena»

  • el 17 junio 2016 a las 10:24
    Enlace permanente

    Los chicos de hoy estan entrenados para el engaño tiene todo a su alrededor puesto para eso, asi que no te extrañes que les salga tan bien todo.

  • el 17 junio 2016 a las 10:31
    Enlace permanente

    ya me acuerdo de las pastillas de colores y con formita que antes habia en la escuela y una vuelta se armo un lio barbaro porque decia que les ponian droga y nunca se encontro nada pero es la sicosis que hay en contra de la droga.

  • el 17 junio 2016 a las 10:52
    Enlace permanente

    Si me acuerdo que hace como 10 años o mas anduvieron esas pastillas por aqui las ponias en agua y se hacian pecesitos y dinosauros y de todo un poco pero pobre mujer en el ataque no le podia creer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Este sitio es seguro. Por favor desconecta el bloqueo de publicidad.

Ayudemos a quienes colaboran!!!. Muchas gracias.