Marinaleda; ¿realidad o utopía?

Por Iara Bermúdez y Waldemar García

Marinaleda es un pueblo de Andalucía situado a 70 kms. de Sevilla, que cuenta con 2.700 habitantes. El pasado domingo 24 de mayo en las elecciones Municipales que se realizaron en España, el alcalde Sánchez Gordillo consiguió ser reelegido para la próxima legislatura. Es el único alcalde de Andalucía que se mantiene desde 1979 en el cargo. Ha ganado 10 elecciones. Es un tópico que el poder desgasta, sin embargo 35 años después triunfó con el 72,54% de los votos.

sanch-277-1-435x510

En un país con más de 5.000.000 de parados, este pueblo no tiene parados. En un país en el que la policía tiene un gran protagonismo, este pueblo no tiene policía. En un país en el que hay grandes diferencias salariales dentro de las empresas, en este pueblo la mayoría de los trabajadores trabajan en una cooperativa agraria, en la que trabajan 35 horas semanales y reciben 1.200 euros mensuales independientemente del cargo. En un país en el que acceder a la vivienda propia es muy difícil y los desahucios de familias enteras por no poder pagar las hipotecas se producen a diario, en Marinaleda se dan préstamos para construcción de la vivienda a cambio de 400 horas de trabajo y a devolver en cuotas de 15 euros. La guardería municipal cobra 15 euros al mes por niño, incluida la comida.

Las tierras que cultiva la cooperativa agrícola son tierras que pertenecían a un gran terrateniente y que la comunidad de Marinaleda ocupó durante 12 años y finalmente consiguió quedarse con ella para trabajarla en comunidad. El pueblo cuenta con una piscina municipal, para acceder libremente a ella debe pagar una cuota mensual de 1 euro. No, no es una errata, la cuota es de 1 euro por mes. Existe un servicio de atención médica domiciliaria a personas mayores. El comedor escolar cobra 20 euros por mes cuando el precio medio en los pueblos vecinos es entre 60 y 80 euros.

El pueblo es una isla comunista en un país capitalista, su escudo tiene como lema “Una Utopía hacia la Paz” y por lo que parece la gente está contenta y sigue votando a su alcalde después de 35 años de gestión. Cada 15 días en el pueblo existen los domingos rojos. En esos días los ciudadanos, voluntariamente, hacen trabajos en el pueblo para la comunidad. Estos trabajos permiten que el Ayuntamiento gaste menos y por lo tanto como necesita menos dinero, cobra menos impuestos.
Las actuaciones del Ayuntamiento se deciden en Asamblea y existe una comisión compuesto por varios vecinos que se denomina “grupo de acción”, que es la que fiscaliza que se cumplan las acciones que se han votado.

Importante es destacar que ni el alcalde, ni los concejales cobran sueldo por sus cargos políticos, sino que viven de su trabajo como el resto de la población.
El alcalde es el líder del partido andaluz CUT (Candidatura Unitaria de Trabajadores), ha sido candidato a la presidencia del gobierno autonómico de Andalucía. Ha sido elegido diputado comunitario durante varias legislaturas, renunciando al cargo antes de las últimas elecciones comunitarias. También es el líder sindical del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), que en el año 2012 realizó una marcha recorriendo parte de Andalucía, protestando contra los recortes, contra los desahucios, contra el desempleo. En esa oportunidad, los jornaleros encabezados por Sánchez Gordillo asaltaron algunos supermercados como forma de protesta y para denunciar la pobreza a la que estaban abocadas miles de familias andaluzas. “Hay personas que no tienen suficiente para comer y en el siglo XXI esto es una absoluta vergüenza”, declaraba entonces el hoy reelegido alcalde de Marinaleda.

Las Elecciones Municipales y, en algunas comunidades, Comunitarias, a diferencia que en Marinaleda, han dado un vuelco muy importante en toda España. El PP que dominaba en casi todo el país, con mayoría absoluta en muchos casos, no solo ha perdido esta mayoría en todos los grandes municipios y comunidades sino que en la mayoría ha perdido hasta la posibilidad de gobernar. Lo más relevante de estas elecciones es el éxito conseguido por la nueva formación de izquierdas, Podemos, que ha entrado con mucha fuerza en todo el Estado y fundamentalmente en la capital Madrid donde ha sido la fuerza más votada y puede conseguir los apoyos necesarios para que su candidata Manuela Carmena pueda hacerse con la Alcaldía. En Barcelona también la formación Barcelona en Común, una coalición de izquierdas nacida de una Plataforma Ciudadana a la que se sumaron algunos partidos de izquierda y liderada por la activista y líder de la Plataforma anti Desahucios, Ada Colau, ha sido la más votada, desalojando del ayuntamiento a la coalición nacionalista de derecha Convergencia y Unión. Otra formación que irrumpe con fuerza en toda España es la derechista Ciudadanos, que ha logrado captar gran parte del electorado desconforme del PP. La principal conclusión que dejan estas elecciones es que el bipartidismo tiende a desaparecer y nuevas formaciones van a tener mucho peso en los gobiernos autonómicos y municipales.

Deja tu comentario