No entiendo a Amodio

Por COMOUSTÉEn el fondo de mi casa tengo un limonero que con esta seca no hubo, dejó unos limoncitos pequeños, pequeñitos y me da la impresión de que se va a secar a pesar de las abundantes lluvias de estos días.

Pensar que antes se llenaba de unos limones espléndidos en cuanto a tamaño, calidad y siempre tenía limones y azahares preparando la próxima cosecha, ahora ni yemas, ni azahares.
Estuve leyendo una transcripción en la prensa capitalina de el Diario de Sesiones de la Cámara de Senadores sesión del 15 y 16 de mayo de 1973 en la que muestra como este país dio sus mejores frutos en aquel momento que fueron un lujo para la democracia universal como fue el caso de Wilson Ferreira Aldunate, Dardo Ortiz, Pedro Michelini, Paz Aguirre, Jorge Batlle, Mario Heber, Beltran, Singer, y traídos a colación un montón más que sería injusto nombrarlos porque quedarían en el olvido unos cuantos más, que le daban brillo al árbol parlamentario y militares de rancia estirpe no comprometidos con lo que vino después y en el momento en que se la jugaban en serio sacaron a luz los encuentros de Amodio Pérez, con militares golpistas que estaban haciendo su cosecha, documento que deberá guardarse para la historia de los grandes hombres del país.

Hoy veo al parlamento como el limonero del fondo a pesar de las elecciones de hace poco, no veo crecer los limones con la salud que lo hacían antes y de azahares minga.
Al Sr. Amodio Pérez que traicionó su juramento a la bandera nacional e hizo todo lo posible por hacer caer las instituciones en plena democracia y cuando vio que las papas quemaban y su función no daba resultado cambio de carro para el de los aparentes ganadores, los malos militares le hicieron una zancadilla en Boiso Lanza al Presidente constitucional y este se tropezó con su ambición y entró en el juego y conforme entró, así lo sacaron.
Amodio hizo su cosecha vendió a los traidores y se transformó en un traidor al cuadrado y lo acompañaron según dicen hasta Rivera con un par de pasaportes falsos.
No creo en Amodio ni antes, ni después.
A qué vino?
A limpiar su nombre? No lo veo claro y a vender su libro que compré y tiré la plata, tampoco.
No se si será el mismo libro que le quiso vender a Fasano, corregido y ampliado?
No creo en nada y perdónenme el pesimismo, pero el que se quemó con leche ve una vaca y llora.
Hay una frase del Quijote que dice (cito de memoria) que es penoso para el mentiroso que al decir verdad no le crean y por qué tengo o tenemos que creerle a un tipo que vivió los años de la guerrilla vendiéndole ilusiones a los estudiantes y gente joven y cuando se quedó con todos los ilusos presos salió a venderle ilusiones a los malos uniformados y ahora que los traicionados por él que se convirtieron en gobierno viene a golpearse el pecho democráticamente.

No tengo por qué creerle nada y más bien tengo muchos argumentos para desconfiarle.
Si traicionó cuando tenía el poder dentro de la Orga y ahora son gobierno algunos que fueron sus segundones, incluso el ex Presidente Mujica y todos cuando lo ven le hacen asco.
No tengo por qué creerle ni a aquel ni a estos.
El que si habla puede arder Troya pienso que es Marenales y lo digo por olfato y no por saber algo, porque no tengo la más pálida idea de quien hizo el paquete en este partido de truco.
Estuve en la platea en los 60, seguí en la platea en los 70, votó el NO en los 80 y en las elecciones subsiguientes sin militar en ningún partido.
Que dios lo ayude y que el limonero reverdezca y de buenos limones para el bien de la patria y dejo las siguientes preguntas colgadas:
¿Por qué tenemos que asumir que Amodio es un «traidor nacional»?
¿Pero realmente los tupamaros quieren que todos los uruguayos pensemos a Amodio como un traidor nacional, tal como dijo Julio Marenales?

¿Qué necesidad tenía Amodio de volver, 40 años después, a meterse en este baile?
Pido disculpas a mis lectores, pero la política no es lo mío, y espero que todo sea para bien…
¿Por qué lo hacen desfilar por los juzgados?
¿Por qué seguimos gastando tanto tiempo en el pasado?

2 comentarios en “No entiendo a Amodio

  • el 14 agosto 2015 a las 09:45
    Permalink

    No se quien es ese Amodio no se gasten quiere protagonismo y nunca lo tendra.
    Fijensen un poquito que el tipo hizo que todos creyeramos que estuvo muerto por 40 años.
    La democracia aqui funciona desde el 85 y en la anmistia entraron los tupas.
    Yo naci en democracia asi q que me importa ese tipo.

    pd.Lo de los limones no lo entendi pero calculo q algunos salen bien y otros bien chiquitos..

  • el 14 agosto 2015 a las 10:02
    Permalink

    Si nacia en otra parte del mundo ya le habrían mandado hace rato flores a la fanilia. Aca aguantamos cualquiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *