Oveja descarriada

En el ganado ovino nuestra riqueza fue y vino, a gusto de los consumidores externos, dependiendo en gran parte de las exportaciones. Nuestro gran rebaño es el de las ovejas Corriedale.

Corriedale es una raza de oveja de doble propósito, lo que significa que se utilizan tanto en la producción de lana como de carne.

La raza corriedale es la más antigua de todas las razas mestizas, surgió del cruce de la raza merina y lincoln, desarrollada en simultáneo en Australia y Nueva Zelanda, fue llevada a Estados Unidos en el año 1914.

La raza se desarrolló entre 1868 y 1910, como una raza de ovejas de doble propósito, muy buena para la producción de carne y lana, la raza corriedale se distribuyó poco a poco en muchas de las áreas de cría de ovejas en el mundo, principalmente en Uruguay y Argentina.

Tienen una larga vida útil, es un animal robusto y equilibrado en todo su cuerpo, son madres dóciles, fácil de cuidar, con altas tasas de fecundidad.

Se adaptan bien a una amplia gama de condiciones climáticas, no tienen cuernos.
Las corriedales producen un espeso vellón, voluminoso, que es popular entre los hilanderos y puede ser utilizado para una gama de prendas de vestir hiladas a mano.
Su lana densa es media fina y de alto rendimiento, con buena longitud y suavidad, entre medio tiene algo de lana larga.
Las ovejas corriedale producen un alto rendimiento de lana voluminosa que van desde 31,5 hasta 24,5 micrones de diámetro, el vellón de una oveja madura tiene un peso de 4,5 a 7,7 kg por esquila, con una longitud de fibra de 8.9 a 15 cm de largo.

Los carneros mayores tienen un peso de 79 a 125 kg, las hembras pueden llegar a pesar de 59 a 82 kg.
Los corderos Corriedale tienen un buen valor por su piel y por su carne.

Lanar merino australiano doméstico criado en Uruguay

La raza Merino es la más importante del mundo, con un rebaño que se estima en los 220 millones de ovejas, siendo la raza que contribuyó a crear la riqueza lanar en todos los continentes. Se dice que la raza se originó en Asia Menor, en el siglo VII AC (antes de Cristo) y desde allí se fue diseminando, primero al norte de África y luego a España, desde donde fue llevada a todo el mundo.

En España, por el año 1230, la raza adquiere su nombre de los Merinos, que eran agentes educativos que controlaban todas las operaciones comerciales, entre ellas, el importante comercio de lana, que necesitaba su autorización especial para la exportación. Aunque la raza existe hace milenios, es a partir de esta época cuando comienza a ser conocida en España y en todo el mundo.

En un principio la lana Merino era de color pardo o negro, lo que no permitía el teñido, pero luego fue promovida la orientación hacia el color blanco mediante el cruzamiento con razas provenientes de África. Desde España, la raza Merino fue diseminada por todo el mundo, cruzándose con otras razas y generando distintas variedades de Merino.
La raza llega a Australia en 1797, traída de España, y a partir de allí fueron llegando en gran número, desde distintas regiones de la península Ibérica, de Francia y también desde Estados Unidos.

A partir de allí, los productores australianos privilegiaron cantidad y la calidad de la lana por sobre la producción de carne. A comienzos del 1900 se decide que el Merino de ese país debe de tener un gran desarrollo, un vellón denso, mecha larga y lana de mejor calidad, con piel lisa y libre de arrugas, excepto pliegues en el cuello. En busca de estas características los criadores australianos trabajaron intensamente, eliminando los animales que no cumplían con estas características y privilegiando los reproductores mejoradores.

Esta selección permitió llegar al Merino Australiano y hoy Australia es el principal productor lanero del mundo, con tres tipos de Merino: uno fino, de menor tamaño, bajo peso de vellón y alta finura; otro medio, con tamaño y peso de vellón intermedios; y un tercero de buen peso corporal, alto peso de vellón y lana más gruesa.

Los primeros ejemplares que llegaron a América se importaron a Argentina, principalmente al sur de la Patagonia, y en Uruguay se importa el primer ejemplar en el año 1934. Desde 1930 hasta 1983, Australia no permitió la exportación de reproductores, como forma de defender su industria.

En el Uruguay existe el tipo de lana medio y en lo últimos años se ha incorporado el superfino. El diámetro de fibra, aunque es muy variable, se sitúa generalmente entre las 19 y las 23 micras.

Predominan los animales astados, existiendo la variedad mocha, también presente en el país , llamada Poll Merino, a la que los australianos llegaron a partir de una intensa selección, mediante la elección de los individuos sin cuernos y sus sucesivas cruzas. La lana del Merino Australiano cubre la totalidad del cuerpo quedando libre solo la cara. A nivel del cuello se observan tres arrugas o corbatas, típicas de esta raza. Los cuernos son en forma de espiral y las mucosas son rosadas. Es un animal que vive muy bien en campos secos y altos. Como raza lanera, aunque también da buena carne, se destacan los siguientes caracteres productivos: un peso de vellón sucio de entre 3 y 4 kilos, una longitud de mecha anual de 7 a 10 centímetros y un rendimiento al lavado del 67 %.

Por las latitudes de su origen tiene una prolongada estación de cría que se extiende desde octubre hasta julio, con buena fertilidad y un porcentaje de parición normal que se ubica entre el 75 y 90 %.

CASO EXCEPCIONAL

La enorme oveja merino, de entre cuatro y cinco veces su tamaño normal, fue encontrada vagando sola en un bosque a las afueras de Canberra, capital australiana, y aunque la sociedad protectora de animales la rescató de inmediato, su vida corre peligro.

La enorme oveja merino, de entre cuatro y cinco veces su tamaño normal, fue encontrada vagando sola en un bosque a las afueras de Canberra, capital australiana, y aunque la sociedad protectora de animales la rescató de inmediato, su vida corre peligro.

El ejemplar lleva sobre sí un impresionante abrigo de lana, que evidencia tiene varios años sin ser esquilada y podría tener serias infecciones en la piel, así que los responsables llamaron de manera urgente al campeón nacional de esquila de Australia.
Sin embargo, además de una potencial infección, la operación de corte podría llevar a la oveja a un shock y a la muerte debido a que se encuentra “muy estresada` por el reciente contacto con las personas, debido probablemente a años de soledad.

La oveja australiana encontrada, que aún no ha sido bautizada, fue encontrada esta mañana por excursionistas en la reserva natural de Mulligan Flat, en el distrito de Gungahlin, al norte de Canberra, quienes alertaron a la sociedad protectora de animales, RSPCA.

Un equipo de esa organización acudió a la zona pero al ver el tamaño de la oveja pidieron refuerzos para recogerla y trasladarla, antes de lanzar un llamado urgente para que un esquilador llevara a cabo el proceso de cortarle la densa y gruesa capa de lana.

“Podría haber infecciones, (la lana) podría impedirle el baño. Podría haber algo desagradable bajo esa capa, pero no lo sabremos hasta que lleguemos allí”, declaró Tammy Ven Dange, jefe de RSPCA, citado en reportes del periódico local The Canberra Times.

Ven Dange sugirió que habría pasado mucho tiempo desde que la oveja tuvo contacto con seres humanos y que por ello tendría esa gruesa capa de lana y reacciones agresivas.

A fin de brindarle más y mejores oportunidades de vida, la oveja será sedada durante el proceso de esquila, sostuvo y señaló que el campeón nacional de esquila, lan Elkins, respondió al llamado de auxilio y será el encargado de ello.

El caso de esta oveja suscitó críticas sobre crueldad animal, pero la sociedad protectora aseguró que lo cruel sería dejar a la oveja con ese abrigo ya que las merino fueron criadas para el propósito específico de la lana.

Explicó también que la oveja no necesariamente habría sido descuidada por su propietario, pues frecuentemente cuando se arrea a muchas ovejas, una se pierde y quizá esto fue lo que ocurrió.

Un caso similar ocurrió con “Shrek”, una oveja de Nueva Zelanda que vagó solitaria durante seis años hasta que fue encontrada en 2004 en una cueva con 27 kilogramos de lana sin esquilar.

No es nada extraordinario el caso sino una oveja descarriada que tuvo suerte y no fue alimento de algún animal de presa o no terminó en un parrilla ajena, pero no deja de ser un hecho curioso e insólito.

Un comentario en «Oveja descarriada»

  • el 4 septiembre 2015 a las 09:50
    Enlace permanente

    La esquila y le ponen peluca y listo pobre animal lo bueno es que si llamaron a un experto de esquila la van a esquilar rapido y el animal sedado ni se entera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.