Uso del tapaboca, barbijo

Los virus no van a buscar a las personas para infectarlas

Barbijo o tapabocas frecuentemente utilizado
Barbijo de protección cuando estamos en la calle. Ver más

Nosotros buscamos el virus y así nos infectamos. Por ello, se recomienda tomar precauciones y protegerse.

Cuando salimos a trabajar, de compras, o realizar cualquier trámite, nos exponemos al contacto con el virus que han dejado otras personas.

Por donde ingresan el coronavirus en las personas

Con más de 500 mil casos y 25 mil muertes en 199 países, el coronavirus se transformó en una de las epidemias más letales de la historia.

El virus ingresan a través de una superficie a las manos y de allí al organismo. O bien a las vías respiratorias desde la secreción de la tos o estornudo de alguien infectado.

Uno de los accesorios claves de la moda para la nueva normalidad. Novedades en diseños y colores

El SARS-CoV-2 o “nuevo coronavirus” hizo su entrada en la escena mundial en diciembre de 2019. Desde una ciudad china comenzaron a llegar noticias de los estragos que era capaz de causar, todavía cuando nadie sospechaba que en menos de tres meses la Organización Mundial de la Salud (OMS) declararía a la enfermedad como una pandemia global.

Al día de hoy el Uruguay registra 483 casos confirmados de coronavirus y hay ocho fallecidos. Se han realizado 521 test positivos del virus. Sin embargo hay 248 personas que ya se han recuperado de la enfermedad.

Por eso a nadie le extraña ver fotos de países asiáticos, donde las personas son más precavidas que los occidentales y utilizan los tapabocas (barbijos).

Desde el Instituto Pasteur de Montevideo se recuerda que una mascarilla puede ayudar a bajar el riesgo de contagio, sobre todo reduce la posibilidad de que los infectados asintomáticos puedan contagiar. Y si bien las de confección casera no son perfectas, pueden retener las microgotas que expulsamos al hablar y que son contagiosas.

Un comentario en “Uso del tapaboca, barbijo

  • el 25 abril 2020 a las 11:10
    Permalink

    Hay que seguir para adelante no queda otra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *