20ª Marcha del Silencio

El próximo miércoles 20 de mayo, como cada 20 de mayo desde hace 20 años, las madres y familiares de los detenidos desaparecidos marcharán en silencio desde Rivera y Jackson hasta la plaza Cagancha. Este año es muy especial, se cumplen 30 años de la vuelta a la democracia, 30 años que los últimos presos políticos salían de las cárceles, pero también son 30 años sin saber qué pasó con los desaparecidos, 30 años de impunidad para la mayoría de los criminales que secuestraron, torturaron, mataron y desaparecieron a miles de uruguayos.

Durante toda la semana se están realizando una serie de actos organizados por la Coordinadora de apoyo a la 20ª Marcha del Silencio. En la explanada de la Universidad se ha instalado una carpa en la que diferentes organizaciones han realizado diferentes charlas, mesas redondas, conferencias.

Por Iara Bermúdez y Waldemar García

El pasado miércoles, la Asociación de ex pres@s polític@s CRYSOL y la Comisión Fusilados de Soca, organizaron en el paraninfo de la Universidad una mesa redonda: “Crímenes de Lesa Humanidad: Imprescriptibilidad”, en la que participaron la Dra. Marina Mota, el Dr. Federico Álvarez Petraglia, el Dr. Daoiz Uriarte, Baldemar Taroco en representación de Crysol y Elena Vicera de la Comisión por la Memoria de los Fusilados de Soca.

basta-275-1-435x600

Álvarez Petraglia explicó que los crímenes de lesa humanidad comienzan a llamarse así a partir del juicio de Nüremberg contra los crímenes del nazismo. Fue en el año 1968, explicó, que la ONU sancionó en una convención que todos aquellos delitos de lesa humanidad no pueden prescribir. En la región, continuó, fue Argentina el primer país que se atrevió a juzgar a los militares y la Suprema Corte de Justicia del vecino país resuelvió que los delitos, que hubieran prescrito si se consideraban como delitos comunes, cometidos con el apoyo y el respaldo del Estado, dentro de un plan organizado para perseguir y eliminar al enemigo, no son prescriptibles. La SCJ entiende que los delitos cometidos por la dictadura argentina no solo ofenden a las personas físicas sino que ofenden a toda la sociedad, a toda la humanidad. Lamentablemente, dijo Álvarez, nuestra Suprema Corte de Justicia no ha actuado de la misma forma. Petraglia sostiene que los criminales de la dictadura deben ser juzgados según la ley penal vigente en el momento que se produjeron los crímenes, ellos cometieron homicidios, secuestros, lesiones, violaciones, pero se les debe respetar el principio de legalidad (cosa que ellos no hicieron). Ellos no pueden decir que secuestrar y pegarle un tiro al maestro Julio Castro no sabían que era un delito, no pueden decir que, secuestrar a una persona, violarla y tenerla durante 6 meses sometidas a tortura, no es delito. Por lo tanto teniendo en cuenta el principio de imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad, se los puede juzgar por los delitos que cometieron con las leyes penales del momento que se produjeron los hechos.

El Dr. Daoiz Uriarte se refirió a las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que condenó a Uruguay en el caso Gelman y que ahora tiene que resolver sobre otros casos. Uriarte opina que Uruguay va a ser condenado porque el Estado no puede excusarse y no asumir responsabilidades diciendo que el poder Judicial es independiente, porque el poder Judicial es parte del Estado y opina que esto nos ocasiona un daño como país desde el punto de vista moral, desde el punto de vista jurídico y desde el punto de vista legal a nivel internacional. La Corte interamericana estableció cuales eran las condiciones en las que se consideraba la existencia del delito de desaparición forzada en 3 puntos: la privación de libertad, la intervención de una autoridad o de fuerzas al servicio de la autoridad o con la aquiescencia del Estado y esta definición tiene la importancia de diferenciar lo que es un delito común de lo que es un crimen de lesa humanidad. Dijo que hay que insistir en la aplicación de los tratados de DD. HH. y en la necesidad de que los jueces a nivel nacional apliquen ese control de convencionalismo.

La Jueza Mariana Mota en su intervención se refirió también a los delitos de lesa humanidad de los que dijo que eran imprescriptibles, inamnistiables y extraditables, o sea que las personas que cometen este tipo de delitos pueden ser extraditadas. Explicó como en los juicios que se llevaron a cabo en nuestro país contra militares por los delitos cometidos durante la dictadura, la fiscal del caso Mirtha Guianze, solicitó e insistió en que se los juzgara por el delito de desaparición forzada pero que la Corte no lo admitió y se los juzgó por homicidio muy especialmente agravados, y que si bien nadie puede negar que hubo homicidio, los cuerpos aun no han aparecido y por lo tanto siguen siendo desaparecidos. Dijo también que en Uruguay tenemos una Suprema Corte de Justicia muy retrógrada y que no permite avanzar en los casos de DD. HH.
Dentro de las actividades que se están desarrollando en la carpa situada en la explanada de la Universidad, destacamos que mañana sábado hay una charla organizada por ADEMU; el domingo 17, el acto lo organiza el Observatorio Luz Ibarburu; el lunes 18, son los Jóvenes Armenios del Uruguay (JADU) quienes organizan una mesa redonda. Hoy, viernes 15, a las 20 hs., la FEUU organiza un recital en el Parque Líber Seregni.

El próximo martes 19 en el teatro Florencio Sánchez se presentará “Testimonios en Escena”, una obra realizada por ex presas políticas, hijas de ex presas y exiliadas, con entrada gratuita.

Desde el pasado 21 de abril y hasta el próximo jueves 21 de mayo se puede ver una exposición artística multidisciplinar en el Subte de Montevideo.

A partir del 19 de mayo en la galería a cielo abierto del Parque Rodó se podrá ver la muestra fotográfica “Imágenes del Silencio”.
Para finalizar estos actos el 29 de mayo en el Subte se realizará una mesa redonda sobre “Arte y Memoria”.

Recordamos que el miércoles 20 de mayo, a las 19 hs, es la 20ª Marcha del Silencio, bajo el lema “Basta ya de Impunidad, Verdad y Justicia”. La Marcha parte desde Rivera y Jackson hasta la plaza Cagancha. Madres y familiares de detenidos desaparecidos convocan a toda la población a sumarse a esta 20ª edición de la Marcha del Silencio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.