Francisco de Miranda

Por Nico Medes
Lo prometido es deuda, aquí tenemos a Francisco de Miranda y auténtico libertador americano. Sebastián Francisco de Miranda Rodríguez (28 marzo 1750 a 14 julio 1816), más conocido como Francisco de Miranda, era un revolucionario venezolano. A pesar de sus propios planes para la independencia de las colonias americanas españolas no es considerado como un precursor de Simón Bolívar, quien durante las guerras de independencia hispanoamericanas liberó con éxito una gran parte de América del Sur.
Miranda tuvo una vida romántica y aventurera.
Un idealista, desarrolló un plan visionario para liberar y unificar a todos los españoles, pero sus propias iniciativas militares en nombre de una América independiente española terminó en 1812. Fue entregado a sus enemigos, y cuatro años más tarde, en 1816, murió en una prisión española.En catorce años de su muerte, sin embargo, la mayor parte de la América española era independiente.
Sebastián Francisco de Miranda nació en Caracas, Venezuela Provincia, en el virreinato colonial español de Nueva Granada. Su padre, Sebastián de Miranda Ravelo, era un rico comerciante de las Islas Canarias, y su madre, Francisca Antonia Rodríguez de Espinoza, fue un venezolano rico.
Al crecer, Miranda disfrutó de una educación rica, asistir a las mejores escuelas privadas, mientras que siendo un poco discriminado por sus raíces canarias. Miranda no era necesariamente un miembro de la alta sociedad que crece, ya que su patrimonio se puso continuamente en tela de juicio por la aristocracia criolla.
En los Estados Unidos Miranda, que había comprado él mismo una comisión como capitán del Ejército español en 1771 (algo que no es inusual en los ejércitos europeos de la época), se interesó en la guerra revolucionaria americana, mientras se desempeñaba como capitán del Regimiento de Aragón y ayudante de -campo del general Juan Manuel de Cajigal y Monserrat, (1739-1811).
En Cajigal, Miranda participó en el 1781 Batalla de Pensacola, que vio la caída británica de West Florida en manos de los españoles, y fue ascendido a teniente coronel.
Participó en la captura de las Bahamas y llevó la noticia de la caída de la isla a su superior Bernardo de Gálvez.
Gálvez estaba enojado de que la expedición a las Bahamas había adelantado sin su permiso y encarcelados Cajigal y tenía Miranda arrestado.
Miranda fue posteriormente puesto en libertad, pero esta experiencia de la burocracia española puede haber sido un factor en su posterior conversión a la idea de la independencia de las colonias españolas en América.
Más tarde regresó a los Estados Unidos en 1783, donde conoció, entre otros, a George Washington, Thomas Paine, Alexander Hamilton, Henry Knox, y Thomas Jefferson, embarcándose desde Boston a Inglaterra el 15 de diciembre de 1784.Los intentos de secuestrar a Miranda por los representantes diplomáticos de España falló que el embajador ruso en Londres, Semyon Vorontsov, declaró el 4 de agosto de 1789 a la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores, Francis Osborne, quinto duque de Leeds, que Sebastián (Francisco) de Miranda, aunque un tema español, era un miembro de la misión diplomática rusa en Londres al servicio de Su Alteza Real la emperatriz Catalina II de Rusia.
Su carta a Catalina II es un buen ejemplo de las costumbres lujuriosas de algunas de las cortesanas del siglo XVIII.
Miranda hizo uso de la disputa diplomática española-británica conocida como la Crisis de Nootka en febrero de 1790 a presentar a algunos ministros del gabinete británico sus ideas sobre la independencia de los territorios españoles en América del Sur.
Más tarde, después de luchar por Francia revolucionaria, Miranda hizo su casa en Londres, donde tuvo dos hijos, Leandro (1803 – París, 1886) y Francisco (1806 – Cerinza, Colombia, 1831), con su ama de llaves, Sarah Andrews, con quien después se casó.
Durante estos primeros tiempos en Londres que había conocido al coronel William S. Smith, secretario de Legación Americana de John Adams.Miranda durante el período de la Revolución Francesa
Desde 1791, Miranda tomó parte activa en la Revolución Francesa. En París, se hizo amigo de los girondinos Jacques Pierre Brissot y Jérôme Pétion de Villeneuve, y sirvió brevemente como general en la sección del ejército revolucionario francés al mando de Charles François Dumouriez, luchando en la campaña de 1792 en los Países Bajos.
Miranda fue detenido por primera vez en abril 1793 por orden de Antoine Quentin Fouquier-Tinville, Fiscal Jefe de la Revolución, y acusado de conspirar contra la república con Charles François Dumouriez, el general renegado.
Aunque acusado ante el Tribunal Revolucionario – y bajo ataque en de Jean-Paul Marat L’Ami du peuple – dirigió su defensa con tanta elocuencia tranquila que fue declarado inocente.
A pesar de ello, la campaña de Marat y el resto de los jacobinos contra él no se debilitan.Fue arrestado de nuevo en julio de 1793, cuando fue encarcelado en la prisión de La Force, efectivamente una de las antecámaras de la muerte durante el reinado del terror imperante.
El aparecer de nuevo ante el tribunal, y reunir toda su valentía militar, acusó a la Comisión de Seguridad Pública de la tiranía, de desatender su absolución anterior.
Miranda parece haber sobrevivido a una combinación de buena suerte y la oportunidad política: el gobierno revolucionario, simplemente no podía aceptar lo que hacer con él.
Permaneció en La Force, incluso después de la caída de Robespierre en julio de 1794, y finalmente no fue liberado hasta el mes de enero del año siguiente.
El teórico del arte Quatremère de Quincy fue uno de los que hizo campaña por su liberación durante este tiempo.
Ahora, convencido de que el rumbo tomado por la Revolución había sido un error, comenzó a conspirar con los realistas moderados contra el Directorio, y fue aún nombrado como el posible líder de un golpe militar.Fue arrestado y se le ordenó salir del país, sólo para escapar y esconderse.
Reapareció después de haber dado permiso para permanecer en Francia, aunque eso no impidió su participación en otra parcela monárquica en septiembre de 1797.
La policía recibió la orden de detener al «general del Perú», como dijo el general se sumergió de nuevo en la clandestinidad.
Sin más ilusiones sobre Francia, o la Revolución, se fue a Inglaterra en un barco danés, al llegar a Dover, en enero de 1798.
Su nombre permanece grabado en el Arco del Triunfo, que fue construido durante el Primer Imperio.
Él es la única persona en el Continente americano presente en el arco.Expediciones en América del Sur, la República Primer Venezolano, y muerte (1806-1816)
Su vida ha sido asociado con la lucha de las colonias españolas en América Latina por la independencia.
Miranda prevé un imperio independiente que consta de todos los territorios que habían estado bajo el dominio español y portugués, que se extiende desde el río Mississippi hasta el Cabo de Hornos. Este imperio que iba a ser bajo la dirección de un emperador hereditario llamado «Inca», en honor del gran Imperio Inca, y tendría una legislatura bicameral.Él concibió el nombre de Colombia para este imperio, en honor al explorador Cristóbal Colón.
Con ayuda británica informal, Miranda dirigió un intento de invasión de la Capitanía General de Venezuela en 1806.
En el momento en Gran Bretaña estaba en guerra con España, aliado de Napoleón.
En noviembre 1805 Miranda viajó a Nueva York, donde se reavivó su amistad con el Coronel William S. Smith, quien le presentó a comerciante Samuel G. Ogden (que más tarde se intentó, pero absuelto, por ayudar a organizar la expedición de Miranda).
Miranda se trasladó a Washington para reunirse en privado con el presidente Thomas Jefferson y su secretario de Estado, James Madison, quien se reunió con Miranda, pero no se involucran o su nación en sus planes, lo que habría sido una violación de la Proclamación de Neutralidad de 1793.Miranda comenzó en privado la organización de una expedición filibustera para liberar a Venezuela.
Entre los voluntarios que sirvieron con él en esta revuelta fue David G. Burnet de los Estados Unidos, que más tarde servirá como presidente interino de la República de Texas, después de su secesión de México en 1836.
Miranda contrató un barco de Ogden, que él rebautizó el Leander en honor a su hijo mayor.
En Jacmel, Haití, Miranda adquirió otras dos naves, la abeja y el Baco y sus tripulaciones.Es aquí, en Jacmel, el 12 de marzo, cuando Miranda hizo, y se crió en el Leander, la primera bandera venezolana, que había diseñado personalmente.
El 28 de abril, la pequeña flota fue alcanzada por los buques de guerra españoles en la costa de Venezuela.
Sólo escapó el Leander.
Sesenta hombres fueron capturados y llevados a juicio, y diez fueron condenados a muerte.
El Leander y la fuerza expedicionaria se reagruparon en las islas británicas de Barbados y Trinidad.La expedición desembarcó en La Vela de Coro el 3 de agosto, capturó la fortaleza y levantó la bandera por primera vez en suelo venezolano.
Antes del amanecer de la mañana siguiente los expedicionarios ocuparon Coro, pero no encontró el apoyo de los residentes de la ciudad.
En lugar de arriesgarse a una derrota, la pequeña fuerza real en la ciudad cayó hacia atrás de la ciudad acompañando a los refugiados y esperan refuerzos.
Al darse cuenta de que no podía mantener la ciudad por mucho tiempo, Miranda ordenó a su fuerza para zarpar de nuevo el 13 de agosto, y pasó los siguientes años en el Caribe británico esperando refuerzos que nunca llegaron.A su regreso a Gran Bretaña, se encontró con un mejor apoyo para sus planes del gobierno británico.
En 1808 una gran fuerza militar para atacar a Venezuela fue montado y puesto bajo el mando de Arthur Wellesley, pero la invasión napoleónica de España repente transformado España en un aliado de Gran Bretaña, y la fuerza en vez fue allí para luchar en la Guerra de la Independencia.
La Primera República de Venezuela
Venezuela logró su independencia de facto el 19 de abril de 1810, cuando se estableció una junta y los administradores coloniales depuesto.
La Junta envió una delegación a Gran Bretaña para obtener el reconocimiento y la ayuda británica.
Esta delegación, que incluyó futuro notables Venezolana Simón Bolívar y Andrés Bello, se reunió con Miranda y convenció de regresar a su tierra natal.
Allí se agitó durante el gobierno provisional de declarar la independencia.Miranda reunió a su alrededor a un grupo de individuos de mentalidad similar y ayudó a establecer una asociación, la Sociedad Patriótica, el modelo de los clubes políticos de la Revolución Francesa.
A finales del año las provincias venezolanas eligieron un congreso para tratar el futuro del país, y Miranda fue elegido como el delegado de El Pao, Provincia de Barcelona.
El 5 de julio de 1811 se declaró formalmente la independencia de Venezuela y estableció una república.
El Congreso también aprobó la tricolor como bandera de la República.
Al año siguiente, Miranda y la fortuna de la joven República se volvieron.Fuerzas republicanas no lograron someter a las zonas de Venezuela (provincias de Coro, Maracaibo y Guayana), que había permanecido realista.
Además, la pérdida de Venezuela en el mercado español por su principal producto de exportación, el cacao significa que una crisis económica ocupa, que en su mayor daño a la clase media y baja, que perdieron el entusiasmo por la República.
Por último, un fuerte terremoto y sus réplicas afectaron al país, lo que provocó un gran número de muertes y graves daños a los edificios, sobre todo en las zonas republicanas.
No ayudó que golpeó el 26 de marzo de 1812, los servicios de Jueves Santo comenzaba.
La Junta de Caracas se había establecido en un Jueves Santo, así que el terremoto cayó en su segundo aniversario en el calendario litúrgico.
Esto fue interpretado por muchos como una señal de la Providencia, y muchos, incluyendo aquellos en el ejército republicano, comenzó a conspirar en secreto contra la República o defecto completo. Otras provincias se negaron a enviar refuerzos a la provincia de Caracas.Peor aún, provincias enteras comenzaron a cambiar de bando.
El 4 de julio, un levantamiento trajo de Barcelona hacia el lado realista.
Vecinos Cumaná, ahora aislado del centro republicano, se negó a reconocer los poderes dictatoriales de Miranda y el nombramiento de un general comandante.
A mediados del mes de muchas de las zonas periféricas de la provincia de Cumaná también había desertado a los realistas.
En estas circunstancias, un capitán de fragata de marina español, Domingo Monteverde, que operan en Coro, fue capaz de convertir una pequeña fuerza bajo su mando a un gran ejército, como la gente se unió a él en su avance hacia Valencia, dejando a Miranda a cargo de una pequeña zona del centro de Venezuela.
En estas circunstancias nefastas Miranda recibió poderes políticos generales de su gobierno.A mediados de julio Monteverde había tomado Valencia, y Miranda pensó que la situación era desesperada.
Él comenzó las negociaciones con Monteverde y finalizó un armisticio el 25 de julio de 1812.
Luego fue hasta el puerto de La Guaira con la intención de dejar en un barco británico antes de la llegada de los realistas, aunque bajo el armisticio había una amnistía para los delitos políticos.
El entonces coronel Bolívar y otros oficiales revolucionarios afirmaron que consideraban esta acción como una traición.
En uno de los actos más moralmente dudosos de Bolívar, Bolívar y los otros detenidos fueron entregados Miranda al Ejército Real Español.
Bolívar afirmó posteriormente que quería matarlo como un traidor, pero fue retenido por los demás, el razonamiento de Bolívar era que «si Miranda cree que los españoles observar el tratado, que debería haber permanecido para mantenerlos a su palabra, y si no lo hacía, que era un traidor que ha sacrificado su ejército a la misma.»
Irónicamente, fue entregando a Miranda a los españoles que Bolívar se aseguró un pasaporte de las autoridades españolas (pasaportes que, sin embargo, habían sido garantizados a todos los republicanos que les pidió a los términos del armisticio), lo que le permitió dejar Venezuela sin ser molestados.
Miranda nunca vio la libertad de nuevo.
Su caso aún se está procesando, cuando murió en una celda de la prisión en el Penal de las Cuatro Torres en el Arsenal de la Carraca, en las afueras de Cádiz, de 66 años de edad.
Fue enterrado en una fosa común, por lo que es imposible identificar sus restos, por lo que una tumba vacía se ha dejado para él en el Panteón Nacional de Venezuela.
La pintura al óleo por el artista venezolano Arturo Michelena titulada, Miranda en la Carraca (1896), que retrata al héroe en la cárcel española donde murió, se ha convertido en un símbolo gráfico de la historia venezolana y ha inmortalizado la imagen de Miranda para las generaciones de venezolanos.Herencia y honores
Miranda ha sido honrado en varias formas, incluyendo el nombramiento de un estado de Venezuela, Miranda (creado en 1889), un puerto venezolano, Puerto Miranda, y una serie de municipios de Venezuela con nombre «Miranda» o «Francisco de Miranda».
A Caracas base aérea y un parque de Caracas son nombrados por él.
La Orden de Francisco de Miranda fue creada en la década de 1930.
En 2006, día de la bandera de Venezuela se trasladó al 3 de agosto, en honor a 1.806 desembarco de Miranda en La Vela de Coro.
Una de las misiones bolivarianas, Misión Miranda, lleva su nombre.
La vida de Miranda fue retratado en el cine venezolano Francisco de Miranda (2006), así como en la película no relacionados Miranda Returns (2007).El nombre de Miranda está grabado en el Arco del Triunfo en París, y su retrato se encuentra en el Palacio de Versalles.
Hay estatutos de Miranda en Cádiz (España), Caracas, La Habana, Londres, Filadelfia, Patras (Grecia), São Paulo (Brasil), San Petersburgo (Rusia) y Valmy (Francia).
La casa donde vivía Miranda en Londres, 58 Grafton Way en Bloomsbury, tiene una placa azul con su nombre.

4 comentarios en “Francisco de Miranda

  • el 26 junio 2015 a las 09:25
    Permalink

    Muy buen articulo. Tanto Miranda como Boilivar fueron venezolanos, como chavez y maduro y el puma rodriguez, tamos liquidado.

  • el 26 junio 2015 a las 21:16
    Permalink

    Que mala pata esto.
    Suponemos que todo lo que esta escritoaqui esta someramente documentado, pero es una forma retorcida de leer la historia. Simón Bolivar fue un liberador para gran parte del Continente y eso por suerte seguiran diciendo todos los libros de historia de aqui hasta la eternidad. Miranda fue un lacayo traidor y solo hablan de el los que quieren torcer la historia.
    Yo no dudo que de la info que cuenta Mr. Medes este escrita por algun lado pero si dudo de la forma con que muestra los acontecimientos para desprestigiar a Bolivar. Lo hago de forma enérgica pero con cariño como siempre.
    Saludos
    Vale

  • el 27 junio 2015 a las 01:03
    Permalink

    Epa. Creo..Vale te fuiste d mambo. De todas formas te envidio la manera de expresarte porque criticas con ‘CARIÑO’, que falso suena pero creeme que te envidio igual. Yo no soy tan zurda como vos y puedo con el trabajo que hizo este excelente columnista separar lo político de la historia en sí.
    En lugar de poner al puma Rodiguez como puso el anterior José, yo pondría un amor de mi vida que es Ricardo Montaner. Revisen lo que cuenta este gran cantante de Venezuela, nobleza obliga http://www.elreporte.com.uy/montaner-chavez/, la tierra donde se crio desde la adolescencia y donde actualmente vive pero él es argentino. No todo lo zurdo es el paraíso porque hay gente que se equivoca en todos lados. Es malo cerrarse y es malo creerse el dueño de la verdad. No con esto digo que no esta bien jugarse. Hay que jugarse sin descalificar al otro porque piense diferente. Esa soy yo hoy, mañana veré jejejeje…
    Bss Rita

  • el 30 junio 2015 a las 00:21
    Permalink

    JAJAJAJAJA______LA HISTORIA DICE LO QUE SE LE CANTA____LA RELIGIONES DICEN LO QUE SE LES CANTA ———–LAS SECTAS DICEN LO QUE SE LES CANTA____LA POLITICA DICE LO QUE SE LE CANTA____QUIEN TIENE LA RAZON?_____COMO YO SE POCO______PA MI TODOS______ARTIGAS ES NUSTRO GRAN HEROE___________Y SE RAJO CUANDO MAS LO NECESITAMOS________JAJAJAJAJAJA__________

Deja tu comentario