Yo tengo un sueño

(I Have a Dream) es el nombre del popular del discurso más famoso de Martin Luther King Jr., cuando habló poderosa y elocuentemente de su deseo de un futuro en el cual la gente de tez negra y blanca pudiesen coexistir armoniosamente y como iguales.
Martin Luther King Jr

Este discurso, del cual se cumplen cincuenta años fue pronunciado el 28 de agosto de 1963 desde las escalinatas del Monumento a Lincoln durante la Marcha en Washington por el trabajo y la libertad, fue un momento definitorio en el Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos.

Está considerado frecuentemente como uno de los mejores discursos de la historia, y quedó en el primer puesto entre los discursos del siglo XX aclamado como una pieza maestra de la retórica, el discurso de King está considerado a un nivel similar al llamado la oración de Gettysburg que fue pronunciada con motivo de la batalla celebrada en dicho lugar, la cual duró pocos minutos, pero se llevó por delante con su erudición a oradores de la prosapia del favorito de esa velada quien pronunció un discurso de más de dos horas largas de duración y cuyo nombre en nombre de la historia nos atrevemos a no transcribir.

Ambos discursos tienden a un fin a poner fin a dos situaciones totalmente injustas como ser la discriminación racial brutal existente en EEUU y la absurda guerra de secesión que tantos miles de habitantes se llevó a la muerte por causas totalmente ajenas a los caídos.

Sigue en pag. 2

Un comentario en «Yo tengo un sueño»

  • el 24 agosto 2013 a las 18:54
    Enlace permanente

    El Dr. Martin Luther King Jr. fue asesinado por sus ideas pacifistas en pro de la igualdad de los negros, al igual que el enfermo a término Mandela estuvo más de 30 años preso a rigor por luchar por laigualdad y libertad de los negros o como los fanáticos asesinaron a Mahatma Gandhi por pacifista que destruyó un imperio sin tirar una piedra. También los luchadores por la igualdad como Malcolm X y sus black panthers y la lucha por el black power fueron asesinados y al final estos grandes muertos lograron la libertad de los pueblos más oprimidos de la tierra. Triste que nadie comente sobre el gran discurso de King en sus 50 años o por el anterior en plena guerra de secesión de Lincoln. Pareciera que quienes tanto dieron como ser el valor máximo, sus vidas, incluido el blanco Lincoln no merecen un gracias…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.