La era de Juno

Es la nave con autonomía energética, que llegará más lejos en el sistema solar. Fue lanzada por la NASA en el 2011, ya se está aproximando a Júpiter de quien comenzaremos a recibir imágenes y noticias, a partir de mediados de año.

La sonda Juno de la NASA va a ser una de las protagonistas de la ciencia en este 2016. Tras despegar en 2011 este próximo mes de julio hará su triunfal llegada al sistema de Júpiter para orbitar al planeta gigante y estudiar muchas de sus características.

Juno, diosa romana del matrimonio, reina de los dioses, esposa de Júpiter. ¿Por qué hablamos de esto? Porque si 2014 fue el año de Rosetta y 2015 el de la New Horizons, este 2016 va a ser su año, el año de la sonda Juno de la NASA, que despegó de nuestro planeta en agosto de 2011 y llegará al planeta gigante casi cinco años después, el próximo 4 de julio.

La sonda orbitará Júpiter cada 14 días durante 16 meses. En este período, pasará a tan solo 5.000 kilómetros de la capa superior de nubes en cada una de las órbitas (cabe recordar que Júpiter tiene 140.000 kilómetros de diámetro). La sonda estudiará la atmósfera del planeta gigante, su estructura e intentará averiguar cuál fue su origen y cómo evolucionó en relación con el resto del sistema solar. También estudiará su magnetosfera, su campo gravitatorio y su núcleo.

Lo que hace la misión tan especial es que, además del logro, Juno es la primera sonda con energía solar diseñada para operar a una distancia tan grande del Sol. Para conseguirlo ha sido necesario crear unos paneles solares anormalmente grandes donde van insertadas 18.698 células individuales. «Júpiter está cinco veces más lejos del Sol que la Tierra, y la luz que le llegará será 25 veces menor. Pero Juno está diseñada de manera muy eficiente, y será más que suficiente para hacer todo el trabajo», explica Rick Nybakken, director del proyecto Juno en el JPL (Jet Propulsion Laboratory) en Pasadena.

Previamente a Juno, un total de ocho sondas han navegado por el frío sistema de Júpiter utilizando todas ellas energía nuclear para hacer su trabajo. Pero gracias a los paneles de Juno, el suministro energético está asegurado. Para diseñar la sonda se ha tenido en cuenta que la distancia máxima que estará Juno del Sol en su misión será de 832 millones de kilómetros.

Como curiosidad, esta misión ha batido un récord por convertirse en el instrumento que más lejos ha llegado impulsado por energía solar. Esto se produjo el pasado 13 de enero tras cruzar la barrera de los 793 millones alejado del Sol. El anterior récord lo batió la sonda Rosetta en octubre de 2012 durante la aproximación a su cometa.

Está previsto que Juno llegue a Júpiter el 4 de julio de este año. Durante el próximo año, la nave orbitará Júpiter 33 veces, a sólo 5.000 kilómetros de las nubes superiores del planeta cada 14 días. Durante los vuelos, Juno explorará lo que hay bajo la oscura cobertura de nubes y estudiará las auroras de Júpiter para conocer más detalles sobre los orígenes del planeta, su estructura, atmósfera y magnetosfera.
El informe de ASITV, sobre los objetivos y la tecnología de June aunque esta en italiano es muy interesante. Al video se le puede seleccionar el idioma y ponerle subtítulos.

Un comentario en “La era de Juno

  • el 5 febrero 2016 a las 10:16
    Permalink

    Que nos puede aportar Jupiter? La distancia recorrida y las dificultades resueltas, que otra cosa, capas que la formación de planeta se produjo antes que la tierra y en algun momento hubo vida? no la veo. Y si no hubo vida………energía……….never.

Deja tu comentario