En qué quedamos

Hace bastante tiempo que están en el tapete algunos temas, como ser que integren los cargos públicos y elegibles mayor número de mujeres, con la discusión de que estamos en una sociedad machista y en cierto montón de circunstancias lo es, porque se da el caso de que las propias mujeres son machistas, por formación.

Una cosa d la cual no tengo estadísticas, pero al rumbo lo he podido comprobar por amigas, parientes y demás, las mujeres no se atienden con ginecólogas sino con ginecólogos, ¿por qué esa discriminación de género?.

Parecería que no había confianza en ese rubro con sus congéneres, siendo mucho más fácil y accesible que la revisación de las partes íntimas la realice otra mujer.

El por qué de la opción en esa materia no la sé, n i la sospecho, lo que puedo dar son meras suposiciones.

queda-251-1_435x326

No es mi caso, porque me atiendo indistintamente con hombres o con mujeres tanto en la parte bucal, como la medicina internista, en la cirugía las veces que me tocó no tuve opción femenina en cuanto al cirujano, pero las anestesistas, que muchas veces son las que lo salvan a uno o lo pasan para el otro lado, internistas, que son las que manejan todo el tiempo de internación y recomiendan los tratamientos, y medicación, en mi caso son mujeres, y excelentes profesionales, en dermatología la mía es mujer, la cual es por supuesto excelente.

Con el proctólogo hice una excepción elegí un hombre, porque ese tema lo manejamos de común acuerdo y antes de hacerme el tacto prostático me dijo que después no le pidiera cariños ni besitos.

En materia de elecciones tres hombres y una mujer en las listas de candidatos, claro que después vienen las renuncias y los suplentes y jopean la disposición legal.

En materia política, está muy de moda el famoso fenómeno del populismo, muy vigente en la Argentina con Perón y sus sucesores, en Brasil con Getulio Vargas, y en Venezuela con el caso Chávez continuado por el caso Maduro, que para algunos como ganó o “aparentemente ganó”en buena ley las elecciones, es un demócrata a carta cabal, que puede hacer cualquier dislate.

El caso no da para entrar a analizar ni siquiera superficialmente la actuación de estos señores que ha dejado mucho que desear para la propia democracia.

Apareció en Montevideo una joven que la critican por simplista, por ser una herramienta de la derecha y hasta la cuestionan por ser demasiado bella y joven.

En sus primeras horas en Uruguay, la politóloga guatemalteca Gloria Álvarez removió bastante la siesta veraniega de los uruguayos en este momento del año, donde vienen unas elecciones que se cumplen por estar legalmente establecidas, pero no hay una competencia fuertemente marcada como en otras oportunidades, sin perjuicio que habían gastado toda la pólvora en las internas.

El domingo, Gloria Álvarez llegó a Montevideo con una serie de conferencias y entrevistas programadas en diversas zonas del país, afirmando cosas que están en discusión en el país indicando como ser que la legalización del comercio de la marihuana es “una medida populista”.

Para “eliminar la corrupción de la comercialización de cualquier producto, siempre debe evitarse la creación de monopolios privilegiados, ya sean estatales o privados”, dijo a El País.

Los antecedentes de esta joven politóloga Gloria Álvarez, radican en que captó la atención con un discurso en el que contrapuso el populismo y la República en el primer Parlamento Iberoamericano de la Juventud, realizado en Zaragoza en septiembre.
En Youtube las converencias y charlas de ella están consideradas virales.

“Que la derecha latinoamericana encuentre una referencia ideológica en el discurso superficial y simplista de @crazyglorita (el usuario de Gloria Álvarez en la red social) lo dice todo”, publicó el director de Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social, Andrés Scagliola.

El comentario fue reproducido por la diputada frenteamplista Daniela Payssé en su cuenta.

“De alguna manera, sintoniza con la vacuidad -y el desnorte- de la ‘nueva derecha’”, agregó Scagliola en la misma red.

Respecto al hecho de que algunos sectores se hayan apropiado de su discurso y lo utilicen como un recurso político, Álvarez explicó que lo ve “como una herramienta populista que demuestra que muchos medios le están tratando de hacer favores a los partidos políticos que mejor los financian”.

Quien la trajo o mejor dicho quien la invitó, fue una excandidata a diputada por el Partido Nacional, Lourdes Rapalin, Álvarez es destacada por su claridad y frescura por quienes comparten su visión neoliberal.

Pero sus análisis molestan a referentes de la izquierda uruguaya.

Y lo hacen al punto de haber llevado a representantes del Frente Amplio, del gobierno y de la intelectualidad a deslegitimarla, y no solo por sus ideas. También les molestó su belleza.

“Creo que está más para la pasarela que para argumentar acerca del populismo.

Jugada política del Partido Nacional, publicó el politólogo Daniel Chasquetti en su cuenta de Twitter

En lo que me es personal, pienso que Chasquetti no se afeita frente a un espejo porque para él no hay pasarela que lo banque, se moriría de inanición.

Lejos de entrar en la polémica, Álvarez explicó a El País que no cree que la belleza se tenga que pelear con la inteligencia.

“Uno no escoge su físico.

Por lo tanto, ser bonito, en sí, no es ningún mérito y me parece un desperdicio dedicarse solo a conservar algo que no va a durar toda la vida.

Lo que sí puede escoger uno es su intelecto”, afirmó.

Según relata, Álvarez ha tenido que probar durante toda su vida que no es tonta.
Y en Uruguay no fue la excepción.

Gonzalo Civila, diputado electo por el Partido Socialista en Montevideo, dijo en el programa Esta boca es mía de canal 12 que “hay un presupuesto (…) individualista y egoísta” en el planteo de Álvarez.

Es que esta politóloga que se define como libertaria confía “más en el potencial de cada individuo para salir adelante que en el de sus gobiernos como para poder hacerlo”.

“Creo en la libertad económica como en las libertades civiles.

Y en que las funciones primordiales del Estado son proveer seguridad y justicia”, explicó a El País.

Creo que en cuanto a belleza, el amigo Chasquetti, no le llega ni a la altura de la suela de los zapatos a esta joven dama y en el staff de nuestras políticas, muchas de ellas desocupadas, con 29 años y con una capacidad oratoria, excelente como se preparan en los países de latinoamerica en la zona caribeña.

Recuerdo a Fidel, que siendo yo un muchacho, me fui a la plaza del “aiuntamiento” (lo escribí fonéticamente) como le llamó Fidel Castro Ruz al la explanada municipal de Montevideo, habló ocho horas, siendo un muchacho joven, me vino un dolor de espalda de estar parado y lo terminé de escuchar en mi casa por la radio.

No olvidemos su alegato “La Historia me absolverá” que eran como 700 páginas y fue su alegato en su juicio penal cuando la dictadura de Batista.

Esta bonita joven, la seguí varios discursos o charlas, como quieran llamarles y me deleité, con esa forma de hablar con un acento distinto al nuestro, pero con una frescura, una ansiedad, sin un ayuda memoria, y una vitalidad asombrosa, infatigable.
Tengo opinión formada de los que son los populismos, puedo empezar con Mussolini, con Hitler, o con algún otro de la historia, con el binomio Perón Evita, en que no se sabe bien quien utilizaba a quien, porque Evita que era una actriz de reparto en los teleteatros, cuando le echó el ojo al Pocho Perón, que era presa fácil de las damas ambiciosas, la noche en que lo conoció en una audición con motivo del terremoto de San Juan, lo pasó para su apartamento de la calle Maipú.

Perón usó a Evita y Evita se logró con Perón.

Con Isabel Martínez le falló la puntería y la cabaretera panameña no sirvió para nada y la manejaba el mitólogo López Rega para beneficio propio, hasta que vino el helicóptero.

El famoso cachetazo de Libertad Lamarque, que le costó a la viuda del “rengo Romero” el ostracismo a México, para poder continuar su carrera allí, porque en Buenos Aires Evita la esperaba.

El invento de los cabecitas negras y de los descamisados del Pocho Perón no es una exclusividad de él, sino la aplicación de un modelo de dar pescado y no cañas de pescar, como utilizaron todos los populistas.

Tenemos ejemplos en la patria de Artigas, es mucho mejor cobrar un beneficio por seguro de paro o por desocupación permanente y hacer changas por detrás de la iglesia.

No hay descuentos para el BPS ni otros eventuales impuestos y no se tiene un patrón que moleste con el reloj de entrada y de salida y si no tengo ganas no voy a trabajar.

En el empleo de cuida coches, fiscalizado municipalmente, si yo ya hice la diaria me voy para mi casa o para el asentamiento y como él los limpiadores de parabrisas de los semáforos, malabaristas de ocasión.
Si se pasan de las ocho horas es porque hay pesca suficiente.

Álvarez llamó la atención por explicar con sencillez cómo funciona el populismo, en contraposición al concepto de República.
Mientras que este último se basa en la división de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, “para poder garantizar a todo individuo sus tres derechos inalienables: vida, libertad y propiedad privada”, “para el populismo los derechos individuales no merecen ser respetados”.

Considera que estos regímenes apuntan a multiplicar los pobres a través de políticas asistencialistas.
Por eso ella propone desmantelar el populismo a través de la tecnología.

Respecto al discurso de la guatemalteca, el senador frenteamplista Enrique Rubio dijo a El País: “Lo que puedo decir es que reitera una línea de pensamiento que no tiene nada que ver con la diversidad de realidades de la América Latina, no se pueden hacer juicios de tipo general sobre las realidades latinoamericanas, que son muy innovadoras”, advirtió.

En que fundamentará Rubio esa afirmación, estadísticas o una mera presunción

Pero además de disparar contra los populismos latinoamericanos, Álvarez advirtió que en el discurso del presidente José Mujica hay “elementos populistas como buscar la división dentro de la sociedad”.

Y que se debería prestar atención a la implementación de la ley de medios como prohibiciones a la libertad de prensa.

“Creo que Uruguay está en un excelente punto para cuestionarse, voltear a ver lo que hay en la región, informarse, leer mucho, y pedir estados de cuenta” para saber el destino de todo el dinero que ingresa al Estado y ejercer control, dijo.

Charla en Cámara de Diputados

La licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, Gloria Álvarez, participó de un charla llamada “Hablemos de democracia” en la Antesala de la Cámara de Diputados.

Álvarez no planea ingresar en ningún partido en las próximas elecciones de su país.

Es la directora de proyectos del Movimiento Cívico Nacional cuyo objetivo es “rescatar la República”.
Llevan a cabo esta tarea “dándole poderes” a ciudadanos e impulsando los liderazgos que, sin ese apoyo, no podrían entrar en la política.
Además dirige un programa de radio llamado “Viernes de Gloria”.

Gloria Álvarez promueve desmantelar el populismo a través de la tecnología.

Gloria Álvarez mal que les pese a muchos, tuvo un tropezón con la figura de don José Batlle y Ordóñez, mal afirmado y rectificado rápidamenteque era populista, pero me pregunto ¿cuantos gerontes uruguayos tienen una somera idea de lo que fue el presidente guatemalteco Jacobo Arbenz, de izquierda, al cúal un títere del Tío Sam, Castillo Armas que lo derrocó.

Quien ha estudiado a Batlle y el Batllismo en Uruguay como para dar una charla de media hora, teniendo en cuenta la influencia de Domingo Arena.

Lo nuestro es muy pequeño para que haya llegado nuestra gran figura don Pepe Batlle a una Universidad Guatemalteca donde está joven de 29 años, ya tiene dos títulos universitarios y una pasantía y dio una serie de charlas de populismo, demostrando agallas más que suficientes en un país manejado como maleta de loco por unos gobernantes que ni discurso tienen.

Esta hermosa joven tiene una oratoria no común en estos lares y tanto que se habla de feminismo y 3 x1 y las enemigas mayores son las colegas de género, porque podrán tolerar a una dama sea más inteligente o más bella, pero nunca que sea más inteligente y más bella y a nosotros los hombres nos tildarán de viejos babosos.

Acá ninguno habla profundamente de JBO, ni siquiera de Artigas y se molestan por una joven guatemalteca que da una lección antipopulismo.

Se han olvidado de Perón, de Getulio Vargas, de Campora y la Camporita, de los KK y ni que hablar de la orquesta de turno con los intelectuales que pueblan nuestras cámaras legislando normas inconstitucionales e inaplicables. Por muchas Glorias que vengan a apedrear el camoatí y que despierten a las mujeres en la política, no para reclamar un cargo de cada tres, sino para ganárselo a los hombres en justa contienda.

No hay que taparle la boca a las Glorias Álvarez, hay que estudiar y prepararse y ganarle con la razón y no con la torpeza de calificarla que en vez de hacer política está mejor para las pasarelas.

Ella ya lo contestó bien claramente la belleza es pasajera, la inteligencia bien cultivada acompaña hasta el final.

2 comentarios en «En qué quedamos»

  • el 28 noviembre 2014 a las 09:28
    Enlace permanente

    Me parece que esta chica lo que hace es quitarle credibilidad a la politica en general porque fijensen que cuando habla de populismo dice que da lo mismo que sea de derecha que de izquierda que aclare…en quien cree esta chica? porque los golpistas dictadores tabien son populistas.

  • el 28 noviembre 2014 a las 11:01
    Enlace permanente

    Esta refuerte y eso la salva y es un talkyshow como dicen los americanos dicen que todo el palo es para cristina fernandez
    Lo mas lindo de la democracia es que siempre los que pierden tratan al pueblo de tontos y los que ganan dicen quel pueblo ha dicho….aunque ganen por un voto!!!!!!!!
    Mientras no agarren los fierros todo bien!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *